Leeuwarden en 48 horas: 10 planes para conocer la Capital Europea de la Cultura 2018

La ciudad holandesa de Leeuwarden es la Capital Europea de la Cultura 2018; una urbe tranquila y llena de encanto pero que atesora muchas sorpresas. En Código Único te proponemos 10 visitas ineludibles para una escapada de fin de semana: lo mejor de Leeuwarden en 48 horas.

Por SERGIO MUÑOZ

Día 1

1. Nuevo Museo de Frisia

Este museo repasa la cultura frisona a través de piezas artísticas y vestigios arqueológicos. En 2018 ha programado exposiciones sobre Mata Hari y Escher, dos de sus ciudadanos ilustres.

2. ‘Us Heit’

La estatua de Guillermo Luis de Nassau-Dillenburg, ‘Us heit’ (‘nuestro padre’), que luchó contra España, preside el consistorio.

3. Oldehove

Leeuwarden tiene su propia ‘Torre de Pisa’: Oldehove. Esta torre de iglesia está incluso más inclinada que la italiana. Se construyó en 1529 y pronto empezó a hundirse, así que nunca se edificó el templo..

4. Puentes y canales

Leeuwarden es famosa por sus lagos y canales. Para salvarlos, cuenta con ingeniosos puentes levadizos, como este del centro de la ciudad.

5. Museo de la Cerámica

La sede del museo es un caserón del siglo XVIII. Lo llaman Princessehof porque en él vivió la Princesa de Orange. Como curiosidad, en el inmueble nació el artista M.C. Escher en 1898.

Día 2

6. Centro histórico

El casco antiguo de Leeuwarden es un laberinto de pintorescas calles, algunas peatonales, llenas de comercios, puentes y canales. No hay que perderse Kleine Kerkstraat: es una de las vías comerciales con más encanto de Holanda. En la imagen, la esquina de Korfmakerstraat y Heerestraat.

7. Los mil y un quesos

La leche es uno de los principales productos de Frisia, y con ella se elaboran quesos con infinidad de sabores: con ajo y albahaca, lavanda, aceitunas…

8. Casa de Pesaje

La antigua casa de pesaje, el lugar donde se pesaban las mercancías antes de venderlas, es un edificio en estilo renacentista construido en 1595. Leeuwarden comerciaba, sobre todo, con mantequilla. El pesaje funcionó hasta 1880 y hoy el edificio se dedica a la restauración.

9. Froskepôlemolen

Construido en 1896, este molino de viento se utilizó para drenar 350 hectáreas de terreno que se dedicaron a la agricultura. Estuvo en funcionamiento hasta 1962. Tras esa fecha se le cambió de lugar –utilizaron dos barcazas para moverlo por los canales hasta su actual ubicación– y fue restaurado. Hoy es un bien protegido por el Estado holandés. 

10. Antigua Cancillería

El edificio de la Antigua Cancillería data de 1566. Era la sede de la máxima autoridad de Frisia entre los siglos XVI y XIX. Lo que más llama la atención es su decoración. En lo alto del edificio destaca una estatua del emperador Carlos V rodeado por las virtudes.