El próximo sábado 22 de octubre se izan las velas, un año más, para celebrar la 37 edición de la Rolex Middle Sea Race.

Pasado el calor del verano pero aún acompañados por el buen clima mediterráneo, todo está listo para una de las regatas de más calado internacional. La competición nació en el año 1968 por un grupo de aficionados a las regatas de altura bajo la premisa de contar con una longitud similar a la emblemática Rolex Fastnet Race, cofundada por el Royal Malta Yatch Club y el Royal Ocean Racing Club. El resultado fue uno de los recorridos más espectaculares del mundo que comienza y finaliza en Malta, tras rodear Sicilia. La prueba no tardó en posicionarse como un must en el escenario náutico global, habiendo duplicando el número de barcos participantes desde el comienzo hasta el día de hoy. Definida como la ‘carrera más bonita del mundo’, la Rolex Middle Sea Race supone todo un desafío para los competidores, pero al mismo tiempo una experiencia de lo más gratificante, dada la belleza del escenario en el que se desarrolla.

Recorrido de la regata

¡Izad las velas! 1Desde lo alto de las murallas, el sonido de los cañones de Saluting Battery, en el histórico Gran Puerto de Malta, marcará un año más el inicio de la regata. Los barcos recorrerán 608 millas con salida desde el Gran Puerto de Malta y poniendo rumbo norte hacia el estrecho de Mesina, para rodear Sicilia en sentido contrario a las agujas del reloj y regresar a Malta. La Rolex Middle Sea Race incluye varios puntos de paso icónicos, como el estrecho de Mesina o el volcán Estrómboli, que lleva activo cerca de 20.000 años y recibe el sobrenombre de ‘faro del Mediterráneo’. En su circunnavegación de Sicilia, la flota visita aguas legendarias, como las que rodean las islas Eolias, cuyo nombre evoca a Eolo, el dios griego de los vientos, las Egadas, escenario de la batalla homónima entre los cartagineses y los romanos en el siglo III a.C., Pantelaria o Lampedusa.

Record en 2007

En el 2007, el maxi de 90 pies ‘Rambler’ de George David conquistó la triple corona de la Rolex Middle Sea Race, con la victoria en la general, cruzar primero la línea de meta y establecer el record de la regata en 47 horas, 55 minutos y 3 segundos.