Cugó Gran inaugura la temporada otoño/invierno abriendo por primera vez como hotel de cinco estrellas. La villa, que en temporada estival sólo se puede reservar al completo, ofrecerá a partir de ahora a los huéspedes la opción de hacer reservas por habitaciones desde mediados de septiembre y hasta mediados de junio para disfrutar de estupendas escapadas a la isla.

El hotel es una casa de campo menorquina recientemente renovada. Está ubicada en la campiña, justo a la salida de Sant Climent, a 10 minutos en coche desde el aeropuerto de Menorca y a 15 minutos de la capital, Mahón. Dispone de 11 habitaciones con baño privado, siete de ellas en el edificio principal y otras cuatro en la Boyera, la casa de huéspedes adjunta, y ofrece capacidad de alojamiento para un máximo de 22 personas.

Un invierno de cinco estrellas 5La villa cuenta con amplias instalaciones, entre las que se destacan una piscina de 26 metros, una sala de wellness, numerosos espacios exteriores acondicionados para comer y cenar, un viñedo propio y campos de lavanda. Asimismo, la propiedad tiene un huerto para proveerse de algunas frutas y vegetales y gallinas para ofrecer huevos frescos cada día. Por otra parte, también celebra eventos, pues ofrece un espacio de casi 3.000 m2, con capacidad para acoger hasta 500 invitados, en el que se pueden festejar desde bodas y actos empresariales hasta encuentros con amigos o familiares.

Durante la estancia, se ofrece a los huéspedes la posibilidad de contratar servicios adicionales de niñeras, entrenadores personales, nutricionistas, terapeutas, monitores de yoga y pilates. Además, se pueden organizar excursiones por la isla, como salidas en kayak al atardecer, paseos en barco, picnics en la playa, caminatas y paseos guiados en bicicleta o caballo por el Camí de Cavalls, un antiguo camino que bordea la costa de Menorca.

Vistas al mar en 180º

La propiedad ha puesto un foco especial de atención en la decoración, utilizando tonos neutros combinados con materiales nobles y naturales que evocan elegancia. Asimismo, busca que los huéspedes tengan una experiencia única a través de productos de la mejor calidad, por lo que utiliza ropa de cama, toallas, albornoces y velas de The White Company y productos de baño de L’Occitane.

La arquitectura histórica y el cuidado interiorismo de la propiedad crean un ambiente moderno con esencia mediterránea que, junto con sus impresionantes vistas al mar en 180º, hacen de Cugó Gran un lugar idóneo para relajarse y descansar.