Arquitectura de hielo y nieve: Los escenarios de PyeongChang 2018

El viernes 9 de febrero se inauguran los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang 2018, una cita que necesita las instalaciones deportivas más avanzadas sobre la nieve y el hielo para acoger a deportistas de 92 países.

Por ISMAEL PÉREZ

Aunque en España, tan mediterránea, los deportes de hielo y nieve gocen de escasa repercusión y nula tradición, los Juegos Olímpicos de Invierno son el evento deportivo más importante del año junto al Mundial de fútbol. El viernes 9 se enciende la llama olímpica en la ciudad surcoreana de PyeongChang, un pequeño enclave de poco más de 40.000 habitantes situado entre las montañas de Taebaek y la costa este del país.

Todas las citas olímpicas, de verano o de invierno, suponen un reto arquitectónico que PyeongChang ha superado con una inversión de 10.500 millones de dólares para adecuar las instalaciones de las montañas de Alpensia y levantar casi todos los nuevos pabellones de los deportes de hielo en el complejo de la cercana Gangneung, más cerca del mar.

Sobre esos dos ejes se disputarán los 15 deportes olímpicos, que necesitan de 12 instalaciones, ya que la combinada nórdica comparte con los saltos y el biatlón, y el skeleton, el luge y el bobsleigh usan la misma, como el patinaje artístico y el ‘short track’, aunque el hockey hielo necesita de dos pabellones. A eso se le suma un estadio olímpico levantado ad-hoc solo para las ceremonias de apertura y clausura de Olímpicos y Paralímpicos, o la Villa Olímpica, siempre imprescindible para acoger a los deportistas.

Como en todos los Juegos, sobre éstos también se levanta la duda de qué será de algunas instalaciones después de que se apague el fuego olímpico. El temor de que construcciones que han costado casi 100 millones de dólares queden como ‘elefantes blancos’ siempre está presente. Mientras tanto, es hora de disfrutar del deporte en DMax y Eurosport y la arquitectura que luce sobre la nieve y el hielo de PyeongChang.