Diez lugares que ver en Copenhague

La capital danesa bien merece una visita. Será por su joven arquitectura, por su oferta cultural, por sumergirse en Christiania, uno de los poblados hippies más destacados del continente, o por su tópica sirenita nacida de los cuentos de Handersen. Bienvenidos a Copenhague.

Por ISMAEL PÉREZ

Copenhague inspira frío, remite al progreso nórdico, suena a canción de Vetusta Morla. Y esos tópicos son ciertos, pero no sirve con quedarnos ahí. La capital danesa es una ciudad vibrante con más de 1.2 millones de habitantes sobre el Báltico, en el extremo del país, que lo mismo te sorprende con otra ciudad dentro de la ciudad, como el universo hippie de Christiania, o con un precioso parque de atracciones en el mismo centro que mantiene vivo el espíritu de nuestra infancia.

Y además de este universo infantil, Copenhague también tiene un edificio tan curioso como el Palacio de Christiansborg, único en el mundo democrático albergando los tres poderes. Para los fans de la serie Borgen el lugar les sonará más que familiar, ya que sus pasillos acogen las intrigas y negociaciones que permiten a Birgitte Nyborg erigirse en primera ministra.

Y cuando ya des la ciudad por visitada, merece la pena descubrir los alrededores. El castillo de Kronborg, escenario del Hamlet de Shakespeare y antigua sede de la realeza o la ciudad de Malmö. Sí, en la misma Suecia. El puente sobre el estrecho de Oresund, en el Báltico, lo hace posible en unos minutos.