En Noruega se encuentra la Atlantic Ocean Road, conocida por ser una de las carreteras más bellas del mundo. Una maravilla arquitectónica perfectamente integrada en plenos fiordos noruegos.

Por CÓDIGO ÚNICO

Todo surgió de la necesidad de unir Molde y Kristiansund. Y como el camino más corto es la línea recta, los ingenieros noruegos decidieron trazar esta carretera de 8,3 kilómetros con ocho vertiginosos puentes sobre el Atlántico que salta de isla en isla…

En otoño, con vientos de hasta 30 nudos que levantan las olas por encima de los vehículos, está en su mejor momento.

Curiosidad…

Hasta 12 huracanes soportaron los obreros durante su construcción, entre 1983 y 1989.