Brooklyn en 48 horas: 11 visitas imprescindibles

Multiétnico, multicultural y vibrante… Este barrio de Nueva York le hace sombra al mismísimo Manhattan. Bienvenidos a Brooklyn.

Por VÍCTOR GODED

Día 1: El primer día vamos a tomar contacto con algunas de las partes más conocidas del populoso barrio neoyorquino. Para el final vamos a dejar una de sus señas de identidad: el puente de Brooklyn.

 

1. Promenade

Este relajante mirador ofrece la mejor vista del Lower Manhattan, del Puerto de Nueva York y de la Estatua de la Libertad. Woody Allen, oriundo de Brooklyn, lo popularizó en la película Annie Hall.

2. McCarren Park

Es el centro de ocio del barrio. La guinda la ponen su piscina y la iglesia ortodoxa de la Transfiguración de Nuestro Señor.

3. Brooklyn Museum

Fundado en 1895, atesora 1,5 millones de obras. Su plato fuerte es el arte estadounidense, con Rothko o Hopper como máximos exponentes.

4. Brooklyn Heights

Esta parte del barrio aún mantiene en pie mansiones de la guerra civil. En ella se inspiraron literatos como Tom Wolfe, Truman Capote, W. H. Auden, Arthur Miller o Norman Mailer para sus obras.

5. Botanic Gardens

Ocupa 21 hectáreas y destaca por su variedad: en la Cherry Esplanade crecen más de 200 tipos de cerezos y en el Jardín de Shakespeare, más de 80 plantas mencionadas por el escritor en sus obras.

6. El puente de Brooklyn

Desde su apertura en 1883, el puente que conecta Manhattan con Brooklyn es el más famoso de Nueva York. Un consejo: atraviéselo mientras cae el sol.

Día 2: Para nuestro segundo día en Brooklyn vamos a sumergirnos de lleno en el barrio y a conocer algunos de los sitios más pintorescos. El final perfecto a nuestra visita lo pondrá un evento al más puro estilo USA…

7. Prospect Park

Brooklyn tiene su propio Central Park. Fue diseñado por los mismos arquitectos paisajísticos, que lo definieron como su obra «más perfecta». Su Long Meadow es la mayor pradera urbana de los EE.UU. y en la Grand Army Plaza, su entrada, se coloca cada día un mercado de productos ecológicos.

8. Williamsburg

Este área del barrio, que siempre portó la bandera bohemia y cultural, es hoy un imán para artistas, músicos, escritores y diseñadores gráficos. Una pequeña ciudad universitaria sin campus ni facultades pero con marcha por la noche y creatividad de día.

9. Bedford Avenue

Si viajas a Nueva York y vuelves pensando que Broadway Avenue es la calle más larga de la ciudad, es que no la has conocido bien, porque la avenida más larga está en Brooklyn. A lo largo de sus 16 kilómetros conviven el barrio ruso, el afroamericano y el de los judíos jasídicos, con sus tiendas y sus áreas culturales propias.

10. Coney Island

No hay que dejar de subir a las atracciones de Wonder Wheel o The Cyclone ni parar de maravillarse con sus adivinos, enanos y mujeres barbudas. Pero Coney Island es mucho más: playas atlánticas, paseo marítimo, tiendas, bares y… ¡los perritos calientes de Nathan’s!

11. ¿Un partido de los nuevos Nets?

Pisar tierra estadounidense y no ver un partido de la NBA es un pecado. Cerca de Prospect Park, en el Barclays Center, juegan los Brooklyn Nets.