48 horas en Ámsterdam

Sin grandes monumentos, su maraña de canales y puentes es la que la hace tan atractiva.