‘Sorolla en París’, un recorrido por sus obras más internacionales, llega a Madrid.

Tras pasar por Giverny (Francia) y Múnich (Alemania), la exposición Sorolla en París llega a la que fue casa madrileña del pintor con el objetivo de reflejar el gran protagonismo del trabajo del artista valenciano en el panorama internacional.

Se trata de 66 obras impresionistas que se exhibieron en los certámenes más prestigiosos y que tienen un elemento común: el mar Mediterráneo. En todas ellas también puede verse cómo Sorolla evolucionó en la experimentación con la luz y el color. Y en series como Niños en la playa, que se exhibe en Madrid, son palpables los efectos de la luz sobre el agua y el contraste que buscaba el artista con la utilización de colores complementarios.

La muestra de Sorolla, del que su amigo Blasco Ibáñez dijo «lo suyo no es pintar, es robar el color a la naturaleza», llega a Madrid como uno de los encuentros culturales más esperados de final de año. Estará abierta hasta el 19 de marzo.