Los mitómanos del Concorde están de enhorabuena. Desde hoy 3 de noviembre hasta este sábado 5 se van a subastar más de 1.000 lotes del famoso avión que dejó de volar en 2003.

El Hotel des Ventes Saint-Aubin de Toulouse es ahora mismo el epicentro de los nostálgicos de la aviación. La ciudad que vio nacer al mítico aeroplano supersónico en 1976 y que durante 27 años presumía de ‘cruzar el charco’ en cuatro horas acoge durante tres días una subasta de altos vuelos.

Un concurso supersónico 4La casa francesa de apuestas Marc Labarbe ha sacado a subasta más de 1.000 piezas del Concorde. Los precios de salida oscilarán entre los 15 euros hasta los 10.000 euros que se estima que pueda alcanzar un indicador de Mach.

Hay de todo y para todos. Chalecos salvavidas, las bandejas de los asientos, cuberterías, manuales de los pilotos, pines o hasta el retrete. Los más frikis pueden incluso encontrar los menús de abordo diseñados por Christian Lacroix y Raymond Moretti.

Todos los lotes han sido expuestos en el hotel durante las últimas semanas. Las pujas pueden presentarse, además de presencialmente, por teléfono e internet.

Un concurso supersónico 1Es la segunda vez que el Concorde ve cómo se rifan sus entrañas. En septiembre de 2007, para recaudar fondos para el museo Aeroscopia de Toulouse, se sacaron a concurso numerosas piezas y recuerdos del avión. En total 827 lotes, que incluían por ejemplo una pata del tren de aterrizaje principal, de 1.200 kg de peso.

¿Resurrección meteórica?

La icónica nave, propiedad de British Airways y Air France, podría vivir una segunda oportunidad. El Club Concorde, un grupo de fans formado por varios de sus pilotos y viajeros frecuentes de la época, ha comprado un modelo y no descartan volver a hacerlo volar