Los Reyes de la longevidad

Sí, por supuesto que los monarcas más longevos son los Reyes Magos, que llevan 2.000 años siendo ancianos, y todavía están en forma para repartir regalos, pero en el mundo real hay cifras de auténtico apego al trono. Juan Carlos cumple hoy 80 años, pero con su abdicación se quedó lejos de los récords de longevidad de estos diez reyes.

Por ISMAEL PÉREZ

Luis XIV de Francia – 72 años

El rey más famoso y poderoso de la historia de Francia, el conocido como rey Sol por su personalismo y poder, gobernó con mano de hierro durante 72 de los casi 77 años que vivió (1638-1715). Una plusmarca en longevidad. A los 5 años ya subió al trono y entre sus logros estratégicos se encuentra conseguir que su dinastía, los Borbones, reinara en España. Y hasta hoy. Que se sepa, tuvo 20 hijos con cinco mujeres distintas, aunque su sucesor fue su bisnieto, que gobernaría cómodo Luis XV.

Juan II de Liechtenstein – 71 años

Nació (1840) y murió (1929) en lo que ahora es la República Checa, aunque fue príncipe de Liechtenstein desde los 18 años, ya que ese es el cargo que tiene en el Principado enclavado entre Suiza y Austria. Como nunca se casó, el trono recayó en su hermano menor, aunque éste tuvo que esperar hasta su muerte con 89.

Bhumibol Adulyadejs de Tailandia – 70 años

No solo en Europa hay reyes. Tailandia también tiene uno que hace relativamente poco batió récords de longevidad al morir en 2016 con 89 años en Bangkok. El noveno rey de la dinastía Chakri nació en Estados Unidos, ascendió al trono tras la II Guerra Mundial, estudió en Europa y era considerado como uno de los más ricos del mundo por la revista Forbes.

Francisco José I de Austria – 68 años

Como el Juan II, también tuvo que esperar a la mayoría de edad para subir al trono, aunque aguantó en él hasta su tardía muerte, con 86 años en medio de la I Guerra Mundial (1916) que acabaría con el imperio austrohúngaro que gobernaba. No era un simple rey, sino nada menos que emperador de Austria, rey de Hungría y Bohemia. Su esposa ha trascendido casi tanto como él. ¿Quién no conoce a Sissi Emperatriz?

Fernando I de Nápoles y Sicilia – 66 años

El tercer hijo de Carlos III de España vivió 74 años (1751-1825) de los que pasó 66 en el trono, aunque con diferentes nombres según el lugar. En Nápoles era el rey Fernando IV y en Sicilia, sin embargo, Fernando III. Los dos los fusionó para gobernarlos durante sus últimos 11 años. En la ciudad del Vesubio tuvo problemas, ya que perdió el poder en dos ocasiones durante unos meses, durante la ocupación francesa que instauró la República Napolitana en 1799 y durante la segunda ocupación francesa de las tropas napoleónicas (1806-1814), cuando se refugió en Sicilia.

Isabel II de Reino Unido – 64 años

La única de esta lista que sigue sumando, por lo que va camino de llegar al número uno a pesar de sus 91 años de edad. Elizabeth Alexandra Mary Windsor subió al trono en 1953 y ahora está de moda gracias a la serie The Crown. Su longevidad le ha permitido desde tratar a Churchill a inaugurar los Juegos Olímpicos de Londres tras una simulación en la que se tiraba en paracaídas junto a James Bond. Lo que está claro es que con su buena salud no hace más que estrechar los años de reinado de su hijo Carlos, que a los 69 sigue siendo príncipe heredero.

Victoria I de Reino Unido – 64 años

Isabel II se ha cargado su récord de longevidad que parecía imbatible, peso sigue siendo la reina más relevante en la historia del Reino Unido y el Imperio Británico, tanto que dio nombre a toda una época, la victoriana, pese a vivir ya en una monarquía constitucional que limitaba sus poderes. Subió al trono con la mayoría de edad, en 1837 y no se bajó de él hasta su muerte en 1901 afectada ya de reuma y cataratas. Desde 1877 ocupó también el puesto de emperatriz de la India en pleno esplendor del imperio de las islas.

Hirohito de Japón – 63 años

El 124º emperador del país nipón marcó el siglo XX del país al estar en el cargo desde 1926, cuando sufrió la muerte de su padre Yoshihito. Hasta entonces, durante los primeros 25 años de su vida se convirtió en el primer príncipe japonés en viajar por el mundo. Vivió un momento delicado al anunciar la rendición japonesa en la II Guerra Mundial tras los ataques nucleares a Hiroshima y Nagasaki, pero pudo salvar su reinado. Murió de cáncer en 1989.

Jaime I de Aragón – 63 años

Del siglo XX al XIII. Tiene verdadero mérito que en aquella época alguien no ya reinase sino viviese tanto. Jaime I nació en Montpellier, duró 74 años y a los cinco ya era rey de Aragón. Se le aceleró la mayoría de edad para que pudiera ejercer plenamente sus poderes. Durante su reinado conquistó Mallorca, Ibiza, Formentera y Valencia para ser también monarca de las islas y de la zona levantina hasta 1976.

Luis XV – 58 años

El sucesor de Luis XIV, que encabeza esta lista, también la cierra. El Bien Amado heredó el trono de su bisabuelo en 1715 y a diferencia de su predecesor se mostró bastante distante a los asuntos de estado, lo que crearía el caldo de cultivo para la Revolución Francesa que  explotaría ya con Luis XVI. Tan ardoroso como su bisabuelo, tuvo 17 hijos con 4 mujeres.