Uno de los elementos más característicos del golf es el carrito que transporta a los deportistas de un hoyo a otro. Ahora, esta transición entre los 18 agujeros que componen el campo se puede hacer a más velocidad y por el aire gracias al Bubba’s Jetpack.

Este nuevo aerodeslizador es el resultado de una colaboración entre Martin Aircraft Company, Oakley y el golfista profesional Bubba Watson. El estadounidense, dos veces campeón del Masters y actualmente quinto en el ranking, se caracteriza por llevar su deporte al límite en un intento de hacerlo más rápido y más divertido. Tal vez por eso su participación en el innovador proyecto no ha pillado a nadie por sorpresa.

Hace tres años se asoció con la marca deportiva para crear el primer carrito de golf del mundo que se deslizaba sin ruedas. Ahora, en 2016, coincidiendo con el regreso de este deporte a unos Juegos Olímpicos después de más de un siglo de ausencia, el golfista de 37 años y Oakley se asociaron de nuevo para llevar el concepto a otro nivel y contactaron con Martin Aircraft Company para desarrollar la idea.

En palabras del CEO y director general de Martin Aircraft Company, Pedro Coker, “al igual que Oakley, nuestra  marca se basa en los conceptos de innovación, rendimiento y diseño. Se trata de una tecnología revolucionaria y de vanguardia. Hemos sido capaces de crear un carrito que ofrece una vista de pájaro del campo de golf “.

El video de presentación, producido por la compañía Thinkmodo, fue rodado en los campos de golf Methven y Tai Tapu, cerca de la sede Martin Aircraft Company en Christchurch (Nueva Zelanda). Aunque es el vicepresidente de la compañía de aerovuelos, Mike Lee, quien maneja el aparato, Bubba ya ha confesado que pretende utilizarlo en breve una vez que el Jetpack haya sido certificado por las autoridades reguladoras y se lance al mercado.