Cuando Soichiro Honda fundó en 1948 la compañía que lleva su apellido tenía un sueño: fabricar sus propios aviones.

POR VÍCTOR GODED

No pudo ver su sueño hecho realidad, aunque dejó volar su pasión pilotando aeronaves privadas hasta bien entrada la jubilación. Pero cuando falleció, en 1991, lo más cerca del cielo había estado su compañía era gracias a las alas de su primer logotipo.

Su testigo lo cogió en 1986 Michimasa Fujino, un ingeniero veinteañero que levantó la vista del asfalto y fijó su atención en las nubes. En concreto, en el exclusivo mercado de los jets privados. «No me gusta ser responsable de solo una porción del producto. Quiero era empezar de cero por el concepto», dijo entonces.

NO VA MÁS Elegancia de altos vuelos 4 millones euros

Con esta idea en la cabeza ha trabajado durante los últimos 30 años para crear el HondaJet, un innovador prototipo de avión privado, glamuroso y eficiente. En sus 13 metros de longitud no se echa de menos ningún detalle. Y, a diferencia de sus competidores, el aparato con capacidad para siete personas y un precio final cercano a los cuatro millones de euros presume de un cuerpo ligero a base de compuestos de carbono que le permite consumir un 17% menos combustible que los jets tradicionales.

Pero lo realmente vanguardista es el montaje del motor sobre las alas, un cambio radical respecto a los diseños convencionales que maximiza el espacio en el fuselaje, reduce la resistencia a la alta velocidad (alcanza 787 km/h a más de 9.000 metros de altitud) y disminuye el ruido en el interior. Una cabina que, además, es también un prodigio de tecnología, pues HondaJet dispone de un sistema aviónico completamente de cristal líquido con paneles táctiles duales y tres pantallas de alta resolución de 14 pulgadas para la navegación, la planificación del vuelo y el control. Con él, Soichiro ya puede descansar en paz.

HONDAJET ATERRIZA EN EUROPA
Rheinland Air Service va a ser la compañía que se encargue de comercializar el HondaJet en Europa, según anunciaron ambas compañías en la feria AERO 2016, celebrada a finales de abril en Friedrichshafen (Alemania). El lujoso jet, que se fabrica en la sede principal internacional de Honda Aircraft Company, situada en Carolina del Norte (Estados Unidos), obtuvo la certificación de la FAA en diciembre de 2015.

NO VA MÁS Elegancia de altos vuelos 4 millones euros 1