El precio medio de la vivienda de lujo en España alcanzó los 6.500 euros por metros cuadrado durante la primera mitad de 2017. El tiempo medio de venta de una de estas propiedades durante el mismo periodo fue de 5 meses en la media nacional y de sólo 3 meses en las zonas de más demanda.

Por AINHOA PASTOR

El precio medio de la vivienda de lujo en España aumentó un 7% en tasa interanual durante los 6 primeros meses del año, hasta alcanzar los 6.500 euros por metro cuadrado (frente a los 6.075 euros que costaba de media en el mismo periodo de 2016), según según un informe de la inmobiliaria de lujo Barnes. No obstante, en aquellos lugares donde la demanda es más elevada -ciudades como Barcelona o Madrid y algunas zonas de la Costa Brava catalana, la Costa del Sol andaluza, el litoral valenciano y las islas Baleares– el valor económico de la vivienda de lujo creció en entre enero y junio de este año por encima del 10%.

En base a estos datos, las previsiones para lo que resta de año pasan porque el mercado de compraventa de propiedades de lujo en España aumente su número de transacciones una media de un 10% durante 2017, con alzas interanuales que llegarían a un 20% en las zonas de máximo dinamismo mencionadas.

“El sector inmobiliario vive su mejor momento desde la crisis económica. Los tres años anteriores han servido para dejar atrás los efectos de la recesión y es ahora cuando el mercado goza de una mayor seguridad, con unos inversores en vivienda de lujo que vuelven a confiar en España como país con activos de alta rentabilidad”, indica Emmanuel Virgoulay, masterfranquiciado de Barnes International en España.

Cuánto tarda en venderse una vivienda de lujo en España

El tiempo medio de venta de una propiedad de lujo durante la primera mitad del año fue de 5 meses la media nacional y de 3 meses en las zonas de más demanda turística, según la misma fuente. Por nacionalidades, los franceses fueron los compradores de propiedades de lujo más rápidos con una media de 2 meses y 4 visitas a la vivienda, seguidos de los británicos (3 meses y 5 visitas), los belgas (4 meses y 5 visitas) y los alemanes (5 meses y 7 visitas).

Españoles e italianos necesitaron una media de 7 meses y 8 visitas para tomar la decisión de adquirir el inmueble. En el otro extremo se situaron los chinos, que con hasta 9 meses y una media de 15 visitas, fueron los compradores de vivienda de lujo más lentos.

Por último, en lo que a financiación respecta, los compradores españoles de viviendas de lujo requirieron una financiación del 40% para comprar. Los franceses fueron los que menos financiación necesitaron (10-15%), pues muchas de sus operaciones las realizan al contado. Les siguieron británicos y belgas (alrededor del 20%), mientras que alemanes e italianos se aproximaron a los españoles en cuanto a la financiación necesaria para cerrar la transacción inmobiliaria (25-40%).

Las 3 viviendas de lujo más caras de España

Del ‘top 10’ de viviendas más exclusivas de España, cuatro se localizan en la isla de Mallorca y las otras cuatro en el municipio malagueño de Marbella. Son viviendas que ni siquiera la fortuna de la persona más rica del Congreso puede comprar. A continuación, en Código Único te mostramos las tres viviendas de lujo que actualmente son más caras de España, según los datos de Idealista, de más a menos.

La vivienda de lujo, cada vez más cara

Una mansión en Mallorca por 57,7 millones de euros, la vivienda más cara de España: 

Tiene una superficie construida de 3.500 m2 sobre un terreno de 4 hectáreas. La edificación consta de tres alturas y cuenta con enormes ventanales con vistas al mar y a la sierra de Tramontana.

El acceso a la casa se realiza a través de un hall de 80 m2. El salón principal, presidido por una enorme chimenea, ocupa 100 m2. La decoración está firmada por el interiorista italiano Danilo Silvestrin, quien optó por la elección de suelos de mármol en toda la planta principal (incluidos los baños).

En la planta baja hay un gran Spa con una piscina de interior de 12 metros de largo, baño turco, jacuzzi, tanque de flotación y ducha de hidromasaje. Un ascensor comunica los tres pisos.

Todos los suelos de la planta superior son de madera de roble. La casa tiene ocho dormitorios. La suite principal consta de dos dormitorios, dos vestidores y dos baños unidos por un saloncito.


La vivienda de lujo, cada vez más cara 1

El chalecito en Andorra por 28 millones de euros

En el corazón de las montañas de Pal, en La Massana, a pocos minutos de las pistas de esquí del Vallnord y el centro de Pal, se levanta este chalé de casi 1.300 m2 cuadrados construidos en un terreno de 36.000 m2. El dominio está distribuido en tres parcelas: una de 13.681 m², una de 8.830 m² y otra de 6.840 m².

La casa principal está construida con piedra y madera en una estructura rústica típica del país. Se compone de un espacioso salón comedor con chimenea de montaña, una cocina abierta totalmente equipada, 6 habitaciones dobles y 3 baños. También se incluyen un gran despacho con una lujosa sala de reuniones y 3 oficinas. Pero la vivienda incluye mucho más: sala de lavandería, sala de calefacción, varios trasteros, garaje, sala de ocio, un establo con capacidad para 5 caballos y amplios jardines y terrazas.


La vivienda de lujo, cada vez más cara 2

‘Magnifica Possesio Mallorquina del siglo XVII’ por 26,5 millones de euros

La tercera vivienda de lujo más cara de España está también en Mallorca, sobre las majestuosas montañas de Puigpunyet.

Es una propiedad con patios empedrados, capilla de adoración, pozos diversos de agua, terrazas cubiertas sobre columnas y arcos de piedra, bellos jardines con pérgolas, balcones y patios (así, en plural) para disfrutar el paseo de las tardes primaverales. Cuenta, además, con plantaciones de olivares que rodean la propiedad, pista de tenis, piscina y garajes.

En el interior, todas las dependencias están totalmente restauradas con las comodidades modernas, como son la calefacción central y el aire acondicionado. Tiene diversos salones para diferentes usos, un majestuoso comedor para ocasiones mas especiales, dependencias rústicas ideales para días de caza y/o coloquios entre las grandes chimeneas típicas mallorquinas de la época.