El operador de cruceros Royal Caribbean Cruises Ltd. ha encargado a la firma de arquitectos Broadway Malyan el diseño de la nueva terminal de buques en Miami (Florida), una operación tasada en unos 90 millones de euros.

El nuevo puerto de entrada a la ciudad -que espera recibir a 1,8 millones de pasajeros al año- ocupará casi 15.800 metros cuadrados, unas dimensiones con las que pretende convertir a Florida en el nuevo icono marítimo y acoger a los mayores buques del mundo.

La corona de Miami 1Llevará por nombre ‘La Corona de Miami’ por su forma vista desde el mar y se atisbará la ‘M’ (de Miami) desde el este o el oeste cuando los buques en tránsito se acerquen o haya un aumento del oleaje.

En palabras del director de Broadway Malayan, Ian Simpson, «nuestro objetivo era crear una experiencia icónica de destino y llegada de pasajeros, lo que proporciona una gran experiencia  para atracar cruceros en un terminal innovador y moderno». Es, por cierto, el primer gran proyecto que realiza la empresa en Norteamérica

Construcción sostenible

El diseño incorpora una serie de mejoras sostenibles enfocadas a reducir su impacto ambiental, incluida la recogida y reciclado de aguas pluviales, con la idea de que pueda ser utilizada para el enfriamiento, baños y riego. El diseño y los materiales han sido elegidos teniendo en mente la eficiencia y el coste. Así, el edificio podría ser construido en tiempo récord, ya que entre los materiales de construcción se encuentran paneles prefabricados.

A la espera de que se aprobada la planificación de la construcción, se estima que las obras darán comienzo en el primer cuatrimestre de 2017 y estará operativo a finales de 2018.