Desde vibradores de lujo bañados en oro y anillos con perlas, hasta masajeadores silenciosos para gozar de manera discreta. Código Único le presenta un top de los juguetes eróticos más caros del mundo. ¿Estaría dispuesto a pagar miles de euros por un aparato juguetón? Compruébalo en la siguiente lista.

Por OIHAN VITORIA

Los juguetes eróticos más caros van más allá de objetos sencillos que provocan placer y dan la oportunidad de experimentar con diferentes sensaciones. El lujo no es ajeno a este sector ya que hay gente dispuesta a llevar hasta extremos impensables la búsqueda del placer y también de sus carteras. Mientras algunos deciden invertir en coches, ropa o joyas, otros prefieren hacerlo en cuestiones un poco más personales que harán su día a día mucho más placentero.

Sí, hablamos de juguetes sexuales, algunos de ellos excéntricos y otros meros calcos de las joyas más exclusivas del mercado. Tal vez el precio los excita y se ha convertido en una especie de fetiche, pero está claro que estos juguetes sexuales son tan lujosos, elegantes y exclusivos que siempre llamarán la atención. Estos son los juguetes eróticos más caros:

Vibrador INEZ bañado en oro – Un gusto de lujo

Es el objeto de placer más exclusivo del mundo, pensado para mujeres que exigen los productos más suntuosos. Se trata del consolador de fabricación en serie más caro del mercado. Este masajeador de Lelo es una pieza elegante de artesanía hecha por encargo, con base de acero inoxidable y bañada en oro de 24 quilates, para colmar los placeres más sibaritas. No sólo es el más bello objeto de placer que se puede encontrar en el mercado, sino el más satisfactorio: está diseñado ergonómicamente para adaptarse a la fisonomía femenina y está bañado en oro de 18 quilates. Puede adquirirse por la friolera de 12.000 euros.

Los juguetes eróticos más caros y extravagantes

Masajeador de clítoris YVA – El silencio es oro

El placer de la discreción. Ideal para aquellas personas que valoran la dignidad y la tranquilidad por encima de todo. YVA es tan satisfactorio como silencioso. Disponible en acero inoxidable y bañado en oro de 24 quilates, está la altura del lujo personal. Es más que un poderoso masajeador: es una joya sexual, un accesorio de estilo de vida y es perfecto para explorar diferentes temperaturas y sensaciones. Tanto si eliges el calor del ostentoso oro, como el frescor del suave acero, lo que recibes es un perfecto objeto a medida del placer más intensamente hedonista. Este discreto masajeador de clítoris recargable de Lelo cuesta 2.990 euros.

Los juguetes eróticos más caros y extravagantes

Vibrador con diamantes Platinum

Creado exclusivamente para los aficionados de los productos sexuales, el exclusivo juguete es obra de Colin Burn y Nicole Gallus. Parece haber sido creado para resaltar el amor a la corona inglesa, pero en realidad simboliza el poder y la riqueza. Un diseño minimalista para un consolador. En lugar de optar por las figuras realistas, este juguete fálico prefiere la elegancia.

Pero no es bonito solo para mirarlo. Hace maravillas con el punto G y estimula el clítoris. Se puede calentar o meter en la nevera para enfriarlo. Está adornado con mil zafiros blancos y rosas, perlas y diamantes alrededor del vibrador. Más que un juguete, es un objeto de colección que se vende a cambio de 1 millón de euros, convirtiéndolo en uno de los juguetes eróticos más caros.

 

Los juguetes eróticos más caros y extravagantes

Bolas de cristal Luna Beads – Vale su peso en oro

Ofrece la forma más lujosa para fortalecer el placer de mujeres y parejas, que desean orgasmos más largos y aumentar considerablemente la sensibilidad sexual. Esta bolas de cristal de oro de 20 quilates vibran sutilmente a medida que el cuerpo se mueve. Asegura una vibración larga y lenta hasta llegar a un clímax intenso. También disponible en acero inoxidable. Puede adquirirse por 2.500 euros.
Los juguetes eróticos más caros y extravagantes

Consolador Victor Phantasm con anillo de diamantes

Diseñado por el joyero parisino Maison Victor y pensado para ocasiones especiales. El juguete se adapta a las especificaciones del cliente y es perfecto para proponer matrimonio o, por lo menos, para intentarlo. La exclusiva pieza está bañada en oro blanco de 18 quilates, pero el lujo no termina ahí: el consolador está unido en dos partes desmontables de las cuales se puede extraer una alianza de compromiso de 177 diamantes y 18 quilates. Una verdadera joya al servicio del placer al alcance de muy pocos. ¿Su precio? 50.000 euros.Los juguetes eróticos más caros y extravagantes

Anillo de perlas Paradise – Una joya de lujo oculta

El delicado acabado de las perlas convierten al anillo en un artefacto altamente lujoso que pocas personas poseen, pero las que lo hacen pueden presumir tener una obra de arte erótica única. Sus formas y la exquisita calidad de esta pieza estimulan de manera única el clítoris de la mujer. Se puede usar como una bella joya de la que muy pocos sabrán su verdadero uso. Solo los que lo conozcan pueden darse cuenta de lo que está en la mano que lo porta. Cuesta 3.500 euros.Los juguetes eróticos más caros y extravagantes