España está llena de cuevas asombrosas. Desde pinturas rupestres a antiguos bandoleros se pueden encontrar en estos rincones ocultos. Código Único te propone un viaje por fascinantes mundos subterráneos que merecen ser visitados.

Por OIHAN VITORIA | Fotografías: Alamy

Pocos la conocen, pero España posee una de las mejores redes de cuevas turísticas de Europa. El territorio esconde bajo tierra cuevas históricas reconvertidas en atractivos turísticos. España posee una gran cantidad de cuevas y minas, un rico patrimonio geológico y turístico que ofrecen un gran aliciente a los apasionados del turismo de naturaleza. Forman parte de un rico patrimonio geológico cuya variedad y calidad son desconocidas para la mayor parte de la ciudadanía. No obstante, todas están acondicionadas para ser visitadas por cualquiera, sin ser un experto espeleólogo.

Cueva de Nerja (Málaga)

Descubierta por unos niños en 1959, la cueva de Nerja es hoy sede del Festival de Música de Nerja, y en su interior ha tocado su violonchelo Rostropóvich y ha bailado Maya Plisétskaya, entre otros. En la llamada sala del Cataclismo se halla la mayor columna de formación kárstica conocida, de 45 metros de altura.7 alucinantes cuevas para sentirte como un auténtico espeleólogo


Pozalagua (Vizcaya) 

La cueva de Pozalagua, en la comarca vizcaína de las Encartaciones, esconde una bóveda de 125 metros de longitud, 70 de anchura y 12 de altura con una de las mayores concentraciones de estalactitas excéntricas, formaciones de calcita y dolomita que cuelgan del techo de la gruta enredándose de forma caprichosa, como raíces de mármol. La gruta se descubrió casualmente en 1957, y se puede visitar en una ruta guiada de 45 minutos que finaliza en el mirador con vistas al valle de Carranza.7 alucinantes cuevas para sentirte como un auténtico espeleólogo 1


Cueva de los Verdes (Lanzarote) 

Un espejismo aguarda al final de la cueva de los Verdes, el tubo de lava de siete kilómetros de largo que abrió hace cinco mil años en la isla canaria de Lanzarote la erupción del volcán Corona. El itinerario que la recorre hoy enlaza tres galerías superpuestas y llega hasta el lago de la foto, donde el reflejo de la bóveda de piedra sobre el agua hace que parezca una sima inmensa.7 alucinantes cuevas para sentirte como un auténtico espeleólogo 2


Gruta de las Maravillas (Aracena – Huelva) 

En pleno centro de la localidad onubense de Aracena se abre la gruta de las Maravillas, una de las más bellas cuevas turísticas de España, descubierta por un pastor a principios del siglo XX. A destacar la sala de los Desnudos y sus estalactitas con forma de falos.7 alucinantes cuevas para sentirte como un auténtico espeleólogo 3


El Castillo (Puente Viesgo – Cantabria)

Panel de las manos, en la cueva de El Castillo (Cantabria). Una de las siluetas de una mano tiene más de 37.000 años. Son las pinturas rupestres más antiguas de Europa.

7 alucinantes cuevas para sentirte como un auténtico espeleólogo 5


Cuevas del Higuerón (Rincón de la Victoria – Málaga)

Más de 2,5 kilómetros de extensión componen las bellas galerías subterráneas de la llamada cueva del Higuerón o cueva del Tesoro. Enclavada en la cala del Moral, a 20 minutos de Málaga, es una de las tres únicas cavidades de origen marino visitables del mundo (las otras dos se encuentran en México y China).7 alucinantes cuevas para sentirte como un auténtico espeleólogo 7


Cuevas del Drach (Manacor – Mallorca) 

Las cuevas del Drach, en el municipio mallorquín de Manacor, son un conjunto de cuatro grutas (Cova Negra, Cova Blanca, Cova de Lluis Salvador y Cova dels Francesos) conectadas entre sí que se extienden hasta una profundidad de 25 metros. Alojan un gran lago subterráneo, el Llac Martel, de unos 115 metros de longitud, que se puede recorrer en barca al finalizar los conciertos de música clásica que se ofrecen en el interior del complejo cavernario. 7 alucinantes cuevas para sentirte como un auténtico espeleólogo 6