¿Cuatro millones sueltos? Se vende el castillo de Rubens

El Rubens Kasteel, donde vivió el pintor flamenco Peter Paul Rubens durante los últimos cinco años de su vida, es del siglo XIV, se levanta cerca de Bruselas y tiene 33 habitaciones

Por ISMAEL PÉREZ

El castillo donde pasó los últimos cinco años de su vida el pintor flamenco Peter Paul Rubens, puede ser suyo. La inmobiliaria alemana Engel & Völkers AG ha puesto a la venta una propiedad situada en Elewijt, a solo 27 kilómetros de Bruselas, y que data de 1304, por cuatro millones de euros.

La finca se compone de ocho hectáreas de terreno, de los que 889 metros cuadrados están construidos divididos en 33 habitaciones. Además del propio castillo, el recinto goza de tres edificios secundarios levantados en el siglo XVIII: una residencia de dos pisos con seis habitaciones, baño y capilla; una casa de cuatro dormitorios y baño y otro inmueble con un amplio garaje, invernadero, salas de almacenamiento, torre de agua y un apartamento.

El Rubens Kasteel tiene además un puente de piedra frente a la gran entrada y dos alas, una que habitaba el gran señor y otra donde residía el personal que lo atendían. El otro nombre por el que se conoce al inmueble es el de Het Steen (piedra en neerlandés) por ser el primer edificio que se construyó gracias a la arenisca en la región.

El edificio es considerado monumento histórico desde 1948 y se le considera parte del patrimonio cultural de Bélgica desde 2009. En sus orígenes, el Rubens Kasteel pertenecía a los caballeros locales de Wilre y tenía una función de estrategia militar para el Ducado de Brabante. En el siglo XVII empezó a girar a un uso más residencial, con la llegada de Jan Cools, el Señor de Corbais y, finalmente, con la llegada de Rubens.

¿Cuatro millones sueltos? Se vende el castillo de Rubens 10

‘Vista de Het Steen al amanecer’, una de las obras que Rubens pintó en el castillo y que se puede disfrutar en la National Gallery de Londres.

El pintor barroco compró el castillo en 1635 y residió en él con su segunda esposa, Helena Fourment, y no se limitó a disfrutarlo. Rediseñó la fortaleza con estilo renacentista flamenco y grabó su escudo de armas en la chimenea de la sala de estar. Allí Rubens pudo sublimar su amor por la naturaleza en obras como ‘Vista de Het Steen al amanecer’, presente en la National Gallery de Londres o ‘El regreso de los campesinos del campo’, que se disfruta en el Palacio Pitti de Florencia.

Desde 1936 fue propiedad de la familia de Maeve y ahora puede ser de quién pueda permitirse desembolsar cuatro millones de euros.