Una plantación viva de coches en el desierto de la Ruta 66, un tronco que sujeta cinco coches sobre su estructura… ¿Locura o talento en estado puro? El ingenio del ser humano no tiene límites. Así lo demuestran estos pintorescos monumentos convertidos en atracciones nostálgicas y turísticas sobre los vehículos.

Por OIHAN VITORIA

Algunos coches son una obra de arte en sí misma; otros modelos suculentos han servido de inspiración a numerosos artistas. Fantasía e ingenio no les falta. Esto son 5 de los monumentos más ingeniosos repartidos por todo el mundo que transmiten su arte a través de piezas nobles de la industria automotriz. Código Único os presenta 5 coches que se convirtieron en piezas únicas de diseño. Te dejarán con la boca abierta.

TRANS AM TOTEM – Vancouver (Canadá)

El movimiento hecho arte: 5 monumentos inspirados en vehículos

Uno encima del otro. Cinco coches amontonados sobre el enorme tronco de un árbol. Inaugurado en abril de 2015, la espectacular obra que el arquitecto Marcus Bowcott donó a la ciudad canadiense para provocar a los ciudadanos sensaciones indescriptibles.

Su obra fusiona la cultura del consumidor con la naturaleza, los árboles contra los vehículos. La estructura mide diez metros y pesa 11.340 kilos. De la fusión entre los cedros y los automóviles surge este curioso monumento que incluye un BMW serie 700, un Honda Civic, un Volkswagen Golf Mk1 Cabrio y un 1981 Pontiac Trans Am que culmina y da nombre al monumento.

Según el creador, la escultura pretende representar los 150 años de historia del lugar, que ha sido, consecutivamente, un bosque de cedros centenarios, una serrería y un emplazamiento de industria pesada. Por las noches, además, las luces y los faros de los vehículos del Trans Am Totem se encienden con baterías de energía solar, lo que lo convierte en uno de los monumentos más exóticos y únicos del mundo.


CARHENGE – Nebraska (Estados Unidos)

El movimiento hecho arte: 5 monumentos inspirados en vehículos 3

Zachary Frank / Alamy Stock Photo

Existen varias teorías sobre quién construyó la célebre obra neolítica de Stonehenge, en Inglaterra, cómo y porqué, aunque ninguna prueba del todo contundente. Sin embargo, sí se sabe que el artista Jim Reinders —propietario del terreno— fue quien lo llevo a Nebraska, Estados Unidos, a modo de un homenaje un tanto extraño para su padre.

Se llama Carhenge, y es una réplica del famoso monumento antiguo que se realizó con 38 coches clásicos, todos pintados de gris y ubicados de la misma manera que en el original, en un círculo de 29 metros de diámetro. Fue construido en 1987 y en la actualidad es una de las atracciones turísticas más concurrida de la zona.


BETSABÉE ROMERO – MéxicoEl movimiento hecho arte: 5 monumentos inspirados en vehículos 7Las exposiciones de una de las artistas mexicanas más destacadas del siglo son itinerante: sino que están fijas en ningún concreto, sino que se mueven por distintas exposiciones y museos de los cinco continentes, entre los que incluye con bastante frecuencia España. Gran parte de sus obras incluyen la obsesión de la movilidad

Su trabajo se caracteriza por la exploración de los significados ocultos que hay detrás de objetos como el coche o las llantas. En definitiva, pretende concienciar de las contradicciones de la sociedad de consumo y, para ello, se nutre de neumáticos utilizados, coches abandonados, piezas de automóvil e incluso bicicletas usadas para darles una nueva vida.

Con ellos nos hace reflexionar sobre la cultura del atropello y el olvido. La elección de coches y ruedas responde a una reflexión sobre la forma en que estos objetos se convierten en cronista de los trayectos de los humanos y los transforma. La artista ve los coches como refugio, “una segunda casa, un espacio de iniciación sexual, de intimidad, de fragilidad, de accidentes y secuestros”.El movimiento hecho arte: 5 monumentos inspirados en vehículos 6


CHRIS LABROOY – PONTIAC (Brooklyn, Nueva York, EEUU)

El movimiento hecho arte: 5 monumentos inspirados en vehículos 4

Chris LaBrooy, el diseñador gráfico conocido por sus excéntricas obras de la escena automotriz, irrumpió en la escena del arte automovilístico en 2012, con apenas 30 años. Y no de cualquier manera: optó por los llamados coches elásticos. Experimenta con sus contornos, con su estructura, reconstruye sus líneas y su fisonomía, pero no altera su esencia ni reprime su personalidad. Entre las creaciones del diseñador escocés hay tres grandes obras inspiradas en vehículos emblemáticos.El primer trabajo que realizó es un compendio de modelos geométricos, entrelazados entre sí y plegados de la marca Pontiac. Los expuso sobre las calles de Brooklyn, en Nueva York. Modelos clásicos como un Porsche 911, un Toyota Corolla o varios Pontiac, que se doblan y retuercen, también le han servido como fuente de inspiración para sus exóticos monumentos.


CADILLAC RANCH – Texas (Estados Unidos)

El movimiento hecho arte: 5 monumentos inspirados en vehículos 2

Matt Whitby / Alamy Stock Photo

Esta plantación viva de coches en el desierto es hoy una parada obligada entre los miles de conductores que recorren la famosa Ruta 66. Esta obra la constituyen diez Cadillacs enterrados boca abajo, que están colocados como si estuviesen plantados. Los vehículos, que parecen emerger del desierto, buscan representar la edad de oro —desde 1948 hasta 1963— de los automóviles americanos.

Una decena de Cadillacs le dan nombre al Cadillac Ranch, un monumento financiado por el millonario Stanley Ranch que desde 1974 maquilla el paisaje de la ruta 66, en el estado de Texas, Estados Unidos. Cualquier persona que lo visite puede acceder a ellos y dejar su marca en las carrocerías con una aportación artística.