Por tercera vez, el fotógrafo Peter Lindbergh se ha puesto al frente del Calendario Pirelli. Y en esta ocasión, para el de 2017, se ha rodeado de actrices de primera fila para mostrar «una belleza diferente».

«En una época en la que a las mujeres se las representa en los medios y en todas partes como embajadoras de la belleza y la perfección, he pensado que era importante recordarle a todo el mundo que existe una belleza diferente, más real y auténtica, no manipulada por la publicidad ni por nada. Una belleza que nos habla de individualidad, del coraje de ser una misma y de sensibilidad».

Así ha presentado el fotógrafo Peter Lindbergh en Paris las fotografías que componen el calendario Pirelli 2017, una reivindicación de la mujer real.

Claro, que las mujeres que han pasado frente al objetivo de Lindbergh no son precisamente ni reales (al menos, tan reales como las que pasean por las calles) ni, por supuesto, desconocidas: Nicole Kidman, Uma Thurman, Robin Wright, Julianne Moore,  Jessica Chastain, Penélope Cruz, Rooney Mara, Helen Mirren, Lupita Nyong’o, Charlotte Rampling, Lea Seydoux, Alicia Vikander, Kate Winslet o Zhang Ziyi, a las que se ha unido una completa desconocida, la profesora Anastasia Ignatova.

«Es un calendario no sobre cuerpos perfectos, sino sobre la sensibilidad y la emoción, desnudando el alma de las personas, dejándolas así más desnudas que en un desnudo», explica Lindbergh de tu tercer calendario tras los que firmó en 1996, ambientado en el desierto de El Mirage, en California; y en 2002, en los estudios de la Paramount, en Los Ángeles.