La vida está llena de olas. La solución es agarrar una tabla y cogerlas, en busca de emociones fuertes. Australia, Sudáfrica, Chile, Indonesia o España. Todos los continentes tienen su meca del surf.

POR VÍCTOR GODED