Barceló Hotel Group inauguró el pasado 16 de enero el nuevo Barceló Torre de Madrid 5 estrellas. Uno de los edificios más icónicos de la ciudad, en Plaza de España, se convierte en un hotel de lujo vanguardista.

Madrid es una ciudad que sabe vivir. Por eso sus visitantes deberían experimentar ese mismo privilegio. La idea de que los huéspedes conecten con ella como lo haría un madrileño es la que guía el lanzamiento del nuevo hotel de Barceló Hotel Group en la capital: el Barceló Torre de Madrid. Bajo la marca Barceló Hotels&Resorts, el edificio de la Torre de Madrid se convierte en el hotel más vanguardista de la ciudad.

Con el sello del diseñador Jaime Hayon, el nuevo it-hotel de Madrid se encuentra en el corazón de la ciudad, Plaza de España, para ofrecer tanto a huéspedes como a madrileños una experiencia puntera y única en la capital.

El icono en hotel de diseño

Borrador automático 559La Torre de Madrid es más que un edificio. Es todo un emblema de la ciudad: 142 metros de altura construidos entre 1954 y 1960. Durante varios años fue el edificio de hormigón más alto del mundo y hasta 1982 la construcción más alta de España. Un must del skyline madrileño situado en el Madrid más vibrante e internacional. Por ello, Barceló Torre de Madrid es un hotel inspirado en su destino, ocupando hasta la planta novena de un edificio mítico, y siendo capaz de fusionar diseño y tendencias internacionales con influencias de la cultura, el arte y la moda locales.

El nuevo Barceló Torre de Madrid lleva la firma de Jaime Hayon, una de las figuras más importantes del diseño contemporáneo. Su personalidad singular,  innovadora y creativa queda patente en cada detalle del hotel, íntegramente proyectado por él: mobiliario design, sorprendentes juegos de espejos y un espectacular oso en el lobby para dar la bienvenida al huésped…

Habitaciones de diseño

Borrador automático 548Los detalles importan. Por eso, sus 256 espaciosas y luminosas habitaciones combinan modernidad y sofisticación, según el concepto B-Room (máximo estándar de calidad de Barceló). Están totalmente equipadas y decoradas con estilo único, que las diferencia de cualquier otra habitación de hotel.

Cada detalle ha sido diseñado a medida, sacando el máximo partido de unas vistas inéditas sobre la calle Princesa, Gran Vía y el Palacio Real. La guinda la colocan en el cielo de Madrid la Suite Princesa y la Suite Real, con dos terrazas privadas de 79 y 150m2: azoteas it para viajeros privilegiados.

También en las alturas, una zona wellness con una estética rompedora en acero inoxidable completa la experiencia sensorial en el hotel con un chapuzón puramente unconventional.