Sébastien Bras ha dicho ‘basta’. El cabeza visible del restaurante Bras Le Suquet renunciará a las tres estrellas Michelin que consiguió su padre, el aclamado Michel Bras, en los 90. La presión, dice, le ha podido.

Por AINHOA PASTOR

Una década al frente del restaurante familiar, el 3 estrellas Michelin Bras Le Suquet en la localidad francesa de Laguiole, ha sido más que suficiente para que el chef Sébastien Bras se plante y diga ‘no’ a la guía Michelin. ‘No’ a las 3 estrellas que ha mantenido en estos 10 años, la máxima distinción que otorga la biblia gastronómica y que su padre, Michel Bras (sobran las presentaciones) consiguió en 1.999. Y ha así lo ha hecho público en un comunicado, en el que pedido a Guía Michelin no aparecer en la edición de 2018.

¿El motivo? La tensión. Mantener las tres antorchas le supone tal presión que ya no disfruta su trabajo y el joven Bras quiere pasar página. «Abrir un nuevo capítulo (…) sin la recompensa de la guía roja, pero con la misma pasión por la cocina», señala en su comunicado.

Más que arrepentirse de los 10 años que deja atrás, Sébastien Bras, de 46 años, se muestra orgulloso del trabajo realizado junto a su esposa, Véronique. «Ha sido un gran reto, una fuente de muchas satisfacciones con los cambios que hemos hecho. Mucha satisfacción, pero también el origen de una gran presión que inevitablemente provoca la distinción de las tres estrellas», explica.

En este sentido, el chef  ha aclarado que la decisión ha sido tomada «de forma conjunta por toda la familia». Lo que toca ahora, concluye, es «seguir serenamente, sin tensión, hacer que nuestra casa viva con una cocina y un servicio que sean la expresión de nuestro estado de ánimo y de nuestro territorio».

No es la primera vez que un cocinero renuncia a las estrellas de la guía Michelin. Joël Robuchon, el chef más galardonado hoy por la guía, lo hizo en 1996. El fallecido Alain Sanderens hizo lo propio en junio con las 3 estrellas de su restaurante Lucas Carton y en 2005 Olivier Roellinger siguió el mismo camino. En 2008 se bajó del barco el español Joan Borràs y en 2014 lo hizo Julio Bisoca.