Sublimotion abre sus puertas por cuarto año consecutivo como el restaurante más caro del mundo. Los casi 1.700 euros que cuesta el cubierto lo mantienen en la cima. Pero 2017 marca un antes y un después en el restaurante de Paco Roncero. En Placeres de Código Único te lo contamos.

Sublimotion, el sueño ibicenco del chef Paco Roncero (2 estrellas Michelin), es más que el restaurante más caro del mundo. Es “el primer espectáculo gastronómico” del planeta, tal y como ellos mismos se definen. Una ceremonia para deleitar a los cinco sentidos. Y se paga. A 1650 euros por persona/show concretamente.

El restaurante más caro del mundo se encuentra en el Hard Rock Hotel de Ibiza (Ctra. Playa D’en Bossa, s/n
Sant Jordi de Ses Salines) y tiene un solo menú degustación y una sola mesa para 12 comensales. Ni una más, ni uno menos, cada noche. La experiencia dura aproximadamente tres horas, aunque después se puede continuar la velada en la terraza privada de 250 m2 pensada para sesiones after dinner.

Para ellos son los 350 m2 de “una instalación concebida ex profeso para representar el primer espectáculo gastronómico del mundo”. Y dentro de ella, The Room, una “cápsula principal” de 70m2 diáfanos y 7 metros de altura preparada con un sofisticado montaje audiovisual para que una noche en el restaurante más caro del mundo sea mucho más que una cena.

Las novedades del restaurante más caro del mundo

Al igual que el mundo está en constante movimiento, el restaurante más caro del ídem no podía ser menos. Y este año ha introducido novedades: “Hemos sabido entender mucho mejor el espacio que tenemos y porque tenemos claro que no todo tiene ocurrir encima de una mesa, ese espacio de 7 metros de largo por 9 de ancho y 7 de altura, lo podemos agrandar o achicar como nosotros queramos”, explica Paco Roncero.

En esta nueva temporada, las 14 escenas gastronómicas y audiovisuales que componen el menú cuentan con unos colaboradores de excepción. A saber: los chefs Dani García Toño Pérez, Diego Guerrero y el pastelero Paco Torreblanca. Esto significa que, junto a Torreblanca, en total suman 8 estrellas Michelin creando platos de alta cocina y vanguardia para un solo restaurante, el más caro del mundo. Para dejar constancia, las imágenes de todos ellos se proyectan en las paredes de The Room, junto a la de uno de los artistas españoles más internacional: David Bisbal.

Porque la música es otro elemento importante. Tanto, que esta temporada incluye la del compositor cinematográfico Alfonso G. Aguilar, acompañada de la voz de Bisbal cantando ‘Open Your Eyes’ en una proyección 360º con orquesta sinfónica y el Teatro Real de fondo. “Todo esto le ha dado un valor mucho más importante y lo que pretendemos es que no solo se hable de Sublimotion como que es el restaurante más caro del mundo sino también por el talento que le rodea”, concluye Roncero.