Helados gourmet para golosos, salados y hasta veganos. De flan con caramelo, de aceite de oliva o de kéfir. Y servidos en un envoltorio de lujo, para los paladares más exquisitos. ¿Dónde? Te lo contamos en Código Único.

Después de un bocata de ocho estrellas Michelin llegan los helados gourmet. Los hay de sabores dulces, salados y para veganos y son la apuesta que el multiespacio gastronómico El Nacional, en Barcelona, acaba de añadir a su oferta gastronómica.

Entre otras combinaciones, hay helados gourmet de flan de huevo con caramelo, almendra tostada con turrón de Jijona o de carquiñol, dulce típico catalán elaborado con pan tostado y almendras. Y también sabores más clásicos, como el chocolate 72% y la vainilla mexicana.

Esta nueva apuesta incluye dos alternativas opción para los veganos, como son el helado de Kéfir con lima o los helados sin leche, elaborados con aceite de oliva. Según sus creadores, el oro líquido “proporciona una textura bien cremosa” y en el caso concreto de El Nacional se da a elegir al cliente entre “el helado de aceite de oliva de primera prensada y el de cremoso de frambuesa, orégano y aceite de oliva virgen”.

Y como no podía ser de otra manera tratándose de helados gourmet, el envoltorio aquí también importa. Las opciones a elegir son dos: en un cucurucho de galleta o en una tarrina de madera natural, acompañados siempre de media magdalena “de diferentes sabores a escoger”, según matizan desde el Nacional.

helados gourmet El Nacional

Para su venta se ha habilitado El Quiosc, una singular estructura formada por dos antiguos balcones originarios de La Coruña, unidos entre sí, que dan la bienvenida al multiespacio gastronómico. Un lugar donde conviven cuatro restaurantes (La Braseria, de carne; La Taperia, de tapas y arroces; La Llotja, de pescado y La Paradeta, de ensaladas, cocas y postres) y cuatro barras especializadas de cervezas, vino, cócteles y cava con ostras. Y ahora, los helados gourmet. El local está situado en Paseo de Gracia y tiene una superficie de 2.600 metros cuadrados, con capacidad para más de 700 personas.