Un helado marino sostenible es el nuevo invento del chef con dos estrellas Michelin Ángel León, también conocido como ‘el chef del mar’. Estará disponible en Aponiente en los meses de verano.

En un tiempo en el que se pueden saborear helados de todos los tipos, tamaños, colores y sabores, lanzar un helado marino sostenible puede ser cualquier cosa menos una locura. Y si la obra en cuestión viene firmada por el chef con dos estrellas Michelin Ángel León, entonces lo más probable es que se acabe convirtiendo en un éxito veraniego.

Este helado marino sostenible está elaborado a partir de un sorbete de manzana verde, con agua de mar, crudités de verdura, un toque de plancton y matices de salicornia, un espárrago de mar autóctono de las marismas salineras. Desde ya mismo se puede encontrar en la carta del restaurante de Ángel León en Cádiz, el archiconocido Aponiente, y está disponible durante los meses estivales.

Un helado rico, ligero y sabroso, que se sube al carro de una gastronomía de producto y healthy, en la línea del chef Javier Librero y su apuesta por la cocina de raíz.Un helado marino sostenible, lo nuevo del chef Ángel León

Un helado marino sostenible con aspiraciones a concienciar

Más allá de incrementar la nueva carta de verano del Aponiente de Ángel León, el nuevo helado marino sostenible se convierte en abanderado de un llamamiento por la sostenibilidad en época estival. En este sentido, León ha creado el helado para colaborar con la entidad sin ánimo de lucro Ecovidrio en su campaña ‘Toma nota, recicla vidrio’, dirigida a la hostelería. El postre es un símbolo de la unión entre el verano, el reciclaje de vidrio y la protección de las costas y recursos naturales.

Una iniciativa que tiene su razón de ser en el hecho de que el verano es un periodo clave en el que se recicla un 30% del total de los envases de vidrio que se recuperan cada año. Además, la incidencia de la hostelería en el reciclado de vidrio es clave ya que genera, aproximadamente, el 50% de los envases de vidrio reciclables.