El chef Javier Librero apuesta por una cocina desenfada y baja en calorías, aunque no por ello menos exclusiva, en la cuarta temporada de Las Raíces del Wellington, el restaurante ubicado en la terraza interior de la piscina del hotel.

Samosas de pato confitado, verduras y salsa hoisin (13 euros); Mejillones al carbón con curry rojo (14 euros); Tomate que sabe a tomate con zumo de oliva (13 euros); Panacota de espinacas con lágrimas de cebolla asada y queso ricotta (12 euros); Burrata ahumada con tomate rosa (16 euros); Bogavante a la parrilla estilo Wellington (28 euros); Linguine estilo Thai con verduras y gambones (16 euros); Caviar Oscietra (90 euros) o Hamburguesa vegetariana con salsa de mostaza y miel (16 euros). Son solo algunas de las propuestas que el chef Javier Librero y su equipo han desarrollado para la carta del restaurante Raíces del Hotel Wellington en esta temporada.

Tal y como han explicado desde el hotel a Código Único, se trata de una apuesta clara del chef por ofrecer platos frescos, divertidos y bajos en calorías, pero elegantes al mismo tiempo y pensados para satisfacer paladares exigentes. La prueba es que todas las verduras del menú son tan fresca, que se recogen en el huerto urbano ubicado en la azotea del hotel (el más grande del mundo con sus características).

En sus 14 parcelas de cultivo ecológico, distribuidas en 300 metros cuadrados, se pueden encontrar cardo rojo, tomate negro, borraja, patata o el guisante de lágrima, entre otras exquisitas variedades vegetales, así como hierbas aromáticas. En total, más de 4200 unidades y 35 variedades de plantas ecológicas, libres de fungicidas, insecticidas, pesticidas, y abonado totalmente orgánico animal y vegetal. A su cuidado está el mismísimo chef, que prefiere ocuparse personalmente de el.

La carta, flexitariana, incluye además carnes, mariscos y pescados a la parrilla, a la brasa o al horno de leña, pero también opciones vegetarianas, veganas y sin gluten, así como postres artesanales elaborados en el obrador del hotel. Y el Menú Raíces se puede catar por solo 40 euros, con visita al huerto incluida.