Las fiestas más exclusivas del carnaval de Venecia

El secreto del carnaval de Venecia se esconde en sus ‘palazzi’ en torno al Grand Canal. Aunque las imágenes llamativas siempre llegan de los populares desfiles por San Marcos, las fiestas más divertidas están enmascaradas.

Por ISMAEL PÉREZ

Si le hablamos de carnaval de Venecia, seguramente lo primero que se le venga a la mente sean esas personas que llegan con sus disfraces complejísimos y elegantísimos a la Plaza de San Marcos y se paran para ser fotografiados y filmados, conscientes de su belleza. Si ha acudido hasta la ciudad de los canales en estas fechas seguramente haya lucido una de las famosas máscaras, ya que, aunque sean de imitación, las venden todo el año en cualquier rincón.

Pero lo que seguramente no sabe es que las fiestas más divertidas del carnaval veneciano no están a la vista. La calle es solo un aperitivo de las grandes galas de lujo que proponen hoteles y empresarios en los palacios más bellos que se levantan junto al Grand Canal.

‘Il ballo del doge’ es, sin duda, la cita que nadie importante en Venecia se quiere perder. Hasta el desaparecido David Bowie la visitó una vez. En este 2018, la fiesta del Palazzo Pisani Moretta cumple 25 años organizada por la diseñadora de trajes de época (y la época, siempre es el esplendoroso siglo XVIII) Antonia Sautter gracias a la idea de Terry Jones uno de los miembros de los míticos cómicos Monty Phyton.

Todas las fiestas exclusivas del carnaval incluyen una elegante cena, actuaciones y el esperado baile de máscaras, pero no todas tienen por qué tener el mismo tono histórico. El Palazzina G. tiene una agenda temática, desde una basada en el misterio del propio entorno a otra que intentará recrear la excesividad de ‘El lobo de Wall Street’, mientras el Metropole se atreve con el ambiente del sadomasoquismo y en el Monaco & Grand Canal Hotel apuestan por la locura, signifique eso lo que signifique. Pónganse la máscara.