Los vinos de Rioja son los tintos españoles por antonomasia, pero la región donde se elaboran cuenta cada vez con más adeptos atraídos por la buena vida y sus serenos paisajes.

Por SERGIO MUÑOZ

El 7 de agosto, más de diez millones de espectadores estadounidenses descubrieron los paisajes, los rincones medievales y los viñedos de La Rioja. El reality The Bachelorette, uno de los programas de la cadena ABC más seguidos de la televisión estadounidense, decidió grabar el último episodio de la temporada en diversas localizaciones de la región. El espacio tuvo un gran eco en las redes sociales y fue una enorme ventana promocional para los vinos de La Rioja, en línea con los esfuerzos que el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rioja está haciendo por captar el mercado internacional. Estados Unidos es, con casi diez millones de litros anuales, el tercer país que más vino de Rioja importa, solo por detrás de Reino Unido y Alemania. Además, cuatro marcas de la región están entre las 30 más demandadas en los restaurantes estadounidenses, según la revista Wine & Spirits.

11 vinos de Rioja para brindar... ¡y triunfar! 11

Los vinos de Rioja son los tintos españoles más conocidos fuera de nuestras fronteras. De hecho, estos vinos representan el 31,4 por ciento de las exportaciones españolas de caldos con denominación, según el Observatorio Español del Mercado del Vino. Hasta el mercado chino, tradicionalmente poco bebedor, se está dejando seducir por el Rioja. En 2016, las ventas de la DOCa al gigante asiático crecieron un 15 por ciento hasta un total de 3,7 millones de litros, y China es, hoy, el sexto país del mundo que más vino de la región importa.

Rioja es la Denominación de Origen más antigua de España. Nació en 1925, y en 1991 se convirtió en la primera D.O. Calificada del país. Es una de las pocas regiones vinícolas del mundo que exige el embotellado en origen para todos sus vinos.

11 vinos de Rioja para brindar... ¡y triunfar! 12La zona de producción de los vinos de Rioja es compartida por tres comunidades autónomas, La Rioja, País Vasco y Navarra, y se extiende a ambos márgenes del curso alto del río Ebro, una franja de unos cien kilómetros de largo –la distancia que separa las localidades de Haro y Alfaro– y un máximo de 40 kilómetros de ancho. En total, 63.593 hectáreas de suaves colinas, en las que el viñedo se organiza en sucesivas terrazas, salpicadas de hermosos pueblos medievales. Los dos climas opuestos que influyen en la región, el atlántico y el mediterráneo, la dotan de temperaturas suaves y lluvias no muy abundantes, una situación meteorológica idónea para el cultivo de la vid.


11 vinos de Rioja para brindar... ¡y triunfar! 13

 

EL PODER TERAPÉUTICO DEL VINO
La vinoterapia es en uno de los productos estrella del turismo relacionado con el vino. Su eficacia se basa en que el hollejo (la piel) y las pepitas de la uva contienen polifenoles, unas sustancias antioxidantes que ayudan, entre otras cosas, a regenerar las células de la piel, prevenir el envejecimiento prematuro y hasta reafirmar la piel y los músculos. Algunos estudios han demostrado, incluso, que su poder antioxidante es veinte veces superior al de la vitamina C. 


 

Dividida en tres subzonas –Rioja Alta, Rioja Baja y Rioja Alavesa–, la producción anual de vino es de más de 300 millones de litros. De ellos, el 90 por ciento corresponden a su famoso tinto, y la variedad de uva más empleada es la Tempranillo. El 75 por ciento de los vinos de Rioja se elaboran con Tempranillo, uva autóctona que soporta muy bien el largo envejecimiento y aporta un grado de alcohol, color y acidez muy equilibrados.

Todas estas virtudes enológicas y paisajísticas de Rioja han disparado el turismo relacionado con el vino. No es de extrañar. A sus magníficos caldos –acompañados de buenos asados, setas o verduras–, se unen las bodegas firmadas por Frank Gehry, Zaha Hadid, Santiago Calatrava, Philippe Mazières o Rafael Moneo que bien merecen una visita. Y hasta pasar un par de noches en sus hospederías, hacer cursos de cata u olvidarse de todo en las aguas de un spa. Todo un lujo cercano.