El coche del marqués de Portago, a subasta

Cuando se cumplen 60 años del trágico accidente del piloto español en la Mille Miglia, ha salido a subasta un OSCA MT4 by Frua que condujo el aristócrata antes de fichar por Ferrari.

POR PEDRO BERRIO

Alfonso de Portago fue el primer gran piloto español, capaz de medirse con pilotos de su época como Juan Manuel Fangio, Ascari o Stirling Moss. El trágico accidente que le costó la vida a él, a su copiloto y a nueve espectadores en mayo de 1957 supuso el fin de la Mille Miglia tal y como era hasta entonces, una carrera a toda velocidad desde Brescia a Roma y vuelta a Brescia (en total 1.600 kilómetros, casi mil millas) por carreteras abiertas en las que se alcanzaban los 200 km/h. Su prematura muerte a los 28 años contribuyó a forjar la leyenda del marqués de Portago como deportista de élite en diferentes disciplinas y seductor de las más bellas mujeres de la época.

En 1955 Alfonso de Portago corrió con este OSCA MT4 by Frua el Tour de Corse y las 24 Horas de Nürburgring, aunque no consiguió acabar ésta última prueba ya que sufrió un accidente. OSCA es la marca creada por los hermanos Maserati en 1947, diez años después de vender la empresa que llevaba su apellido. Solo se construyeron 72 unidades de este modelo MT4 y 50 de ellas fueron carrozadas por el diseñador Pietro Frua. Su motor es un cuatro cilindros de 1,5 litros que desarrolla 135 caballos, con cambio de cuatro velocidades. La decoración con la bandera de España es la de la ‘Scuderia Espagna’ creada por Alfonso de Portago. La subasta se llevó a cabo RM Sotheby’s en París con un precio estimado de venta de entre 975.000 y 1.175.000 euros, aunque finalmente no fue adjudicado.