Cualquier clásico tiene el atractivo del paso del tiempo pero si, además, perteneció a un personaje conocido, su valor sentimental y monetario se incrementa considerablemente.

Por PEDRO BERRIO

La casa de subastas Bonhams anuncia una venta especial con motivo del Goodwood Festival of Speed que se celebra en Reino Unido a partir del 30 de junio. Entre los numerosos vehículos anunciados en el catálogo de esta subasta destacan tres modelos especialmente atractivos en sí mismos pero también por su historia.

El primero es un Ferrari F40 de 1988 que perteneció a David Gilmour, guitarrista de Pink Floyd. El coche fue entregado a Gilmour en la factoría Ferrari de Maranello al mismo tiempo que a su compañero, el batería Nick Mason, se le entregaba otro F40 idéntico.

Los coches de Elton John y Peter Sellers, a subasta

El segundo modelo es un espectacular Bentley Continental Convertible rojo de 1985 que fue estrenado ese mismo año por Elton John y que luce todavía las placas de matrícula personalizadas que solicitó el cantante, B20 ELT.Los coches de Elton John y Peter Sellers, a subasta 6

Para completar este trío de clásicos con pedigrí’, un precioso Porsche 911 Turbo de 1978 en perfecto estado que perteneció al actor Peter Sellers. El propio Sellers lo estrenó y fue uno de sus vehículos favoritos, utilizándolo habitualmente hasta su prematura muerte en 1980.Los coches de Elton John y Peter Sellers, a subasta 5