La mítica película sobre las 24 Horas de Le Mans se convierte ahora en una espectacular novela gráfica en edición de lujo en dos entregas.

POR PEDRO BERRIO   

Casi 46 años después de su estreno, Le Mans sigue siendo un mito para los amantes del deporte del motor por la espectacularidad de sus imágenes, rodadas con cámaras instaladas en los auténticos coches de competición que rodaban a velocidades muy por encima de los 200 km/h. Ahora Le Mans puede convertirse en un objeto de culto también para otras generaciones porque acaba de editarse la primera entrega de su edición en novela gráfica. El artista Sandro Garbo ha sido el artífice de esta obra en la que ha invertido tres años de trabajo. A lo largo de 64 páginas se puede disfrutar de los magníficos dibujos de Sandro, que reflejan la emoción de la batalla entre el Ferrari 512S y el Porsche 917, con un asequible precio de 32 dólares, unos 30 euros. Para tener la segunda parte habrá que esperar hasta el año que viene.