Ferrari J50, solo para diez afortunados

La firma italiana celebra sus 50 años de presencia en Japón con una este modelo de edición limitada a solo diez ejemplares.

POR PEDRO BERRIO

Se acaba de presentar en Tokio y toda su producción, solo una decena de unidades, ya tiene dueño aunque todavía no se ha anunciado su precio que debe estar entre 1,5 y dos millones de euros. No se trata de un Ferrari completamente nuevo ya que está basado en el 488 Spider aunque no tiene mucho parecido. Todo su diseño exterior se ha modificado para darle una imagen completamente distinta y destaca especialmente un diseño heredado de los Ferrari de los 80 y 90 como el F40 y el F50: la línea negra que perfila todo el frontal y que se prolonga por los laterales.

El motor es el V8 biturbo con 3,9 libros que se utiliza en el 488 pero con algunas modificaciones para ganar 20 caballos y alcanzar los 690 CV que se transmiten al eje trasero a través de un cambio automático de doble embrague y siete velocidades. El interior del J50 presenta pocas diferencias con respecto al 488 y solo hay algunos detalles decorativos que los distinguen. El techo está compuesto por dos piezas de fibra de carbono que se pueden desmontar y guardar detrás de los asientos, con lo que queda convertido en un descapotable tipo targa.