La aerolínea británica Virgin Atlantic ha adquirido cuatro aviones en los que instalará ‘suites’ del amor con sillas que se transforman en camas dobles para parejas en primera clase.

Por ISMAEL PÉREZ

Las ‘suites del amor’ han llegado también al transporte aéreo. Y no, no se imaginen una habitación con cama entre cuatro paredes dentro de un avión donde dar rienda suelta a los deseos. Por una cuestión de seguridad todavía no estamos en ese punto, pero la decisión de la compañía Virgin Atlantic de crear un rincón para parejas en sus vuelos permite echar a volar la imaginación.

La aerolínea británica pretende crear dos asientos unidos que pueden desplegarse como cama en la que comer, disfrutar de películas o navegar por Internet gracias al Wi-Fi. Para otros menesteres se requiere atrevimiento, ya que la privacidad es limitada, con otras dos ‘suites’ o grupos de asientos camas al lado.

Además, para los solteros o los muy obsesionados con el trabajo, la compañía también creará ‘Solo Freedom’, un asiento solitario algo aislado y ‘Solo Córner Office’, un asiento junto a la ventana para trabajar. Todos ellos incluirán además el servicio de camarero barista para servir un amplio menú de cafés y calcetines de lujo para ponerse cómodos.

Virgin Atlantic estrenará estos asientos premium en marzo en sus rutas desde Manchester (Inglaterra) hacia Boston, San Francisco y Barbados, gracias a cuatro aviones Airbus A300-200 que han sido remodelados tras comprárselos a la quebrada Air Berlin. Ya lo decía la canción. El amor está en el aire.