Los rallys históricos se han convertido en pasarelas. De joyas automovilísticas clásicas y también de famosos apasionados por el motor. Son la forma más glamurosa y cool de vivir la pasión por el automóvil.

Por PEDRO BERRIO

En estos tiempos de tecnología cambiante y acelerada, en los que esperamos ansiosos la llegada del coche eléctrico definitivo y del vehículo autónomo, los coches clásicos están viviendo una nueva época de esplendor. Coincide con la pasión por lo vintage que salpica todas las facetas de nuestra vida, desde la decoración hasta la moda y, por supuesto, también los automóviles. Parte de esa tendencia cool que tiene a los coches clásicos como protagonistas la han marcado las celebrities. Algunos de los vehículos que conducen los famosos, con más de medio siglo de vida, son joyas valoradas en muchos cientos de miles de euros y, en algunos casos, millones. Sin embargo, conducir un clásico es más «políticamente correcto» que ir al volante de un moderno superdeportivo del mismo precio.

Pero dentro de este grupo de estrellas hay una categoría de verdaderos amantes del automóvil; actores, modelos, músicos, diseñadores y deportistas que son apasionados de los vehículos clásicos, los coleccionan y los utilizan de forma habitual, tanto en su vida diaria como en las numerosas competiciones y eventos que para este tipo de coches se celebran en todo el mundo.

Hubo una generación de actores que no solo fueron enamorados del automóvil, sino también excelentes pilotos, como Steve McQueen, James Garner o Paul Newman. En la actualidad el único actor-piloto es Patrick Dempsey, aunque lo haya dejado temporalmente. Son una excepción. Pero hay muchos otros famosos que coleccionan y conducen habitualmente vehículos clásicos, como el cantante de Maroon 5 Adam Levine, Justin Timberlake, George Clooney, Ryan Gosling o Jason Statham.

En cuanto a las competiciones, aunque se mantiene el espíritu clásico, algunas cosas sí han cambiado, afortunadamente. Las carreras de antaño, que se celebraban en carreteras abiertas y sin ninguna medida de seguridad, mantienen su nombre, pero se disputan ahora en forma de pruebas de regularidad, certámenes en los que se trata de mantener una velocidad media dentro de los límites legales y, en algunos casos, en tramos cronometrados pero cerrados al tráfico. La más importante de esas pruebas es la Mille Miglia, la cosa piú bella del mundo, que discurre de Brescia a Roma y vuelta a Brescia, cubriendo un recorrido de unas mil millas. Hace 60 años, en 1957, se disputó por última vez como competición y dejó de celebrarse debido al accidente que sufrió el piloto español de Ferrari Alfonso de Portago y que le costó la vida a él, a su copiloto y a varios espectadores. A finales de los 90 se recuperó la prueba en forma de rally histórico, como se celebra hoy en día, y se ha convertido en un acontecimiento en el que compiten multitud de famosos y concentra muchos millones de euros en vehículos.

Sin llegar al glamour de la Mille Miglia, que cada año deja a cientos de solicitantes fuera por el limitado cupo de inscripción, existen otros rallys históricos menos conocidos pero igual de intesesantes, o concentraciones de clásicos en los que disfrutar de la pasión por los vehículos de antaño. ¡Y eso, sin necesidad de ser un celebridad!


Las ‘celebs’ y sus clásicos

9 'celebrities' locas por los coches clásicos

Daniel Day-Lewis. El actor, que ha conducido algunos de los más fascinantes vehículos en el cine, siente debilidad por los clásicos. Ha participado en la Mille Miglia con un espectacular Jaguar XK 120 de 1953 y con Mario Testino como copiloto.

9 'celebrities' locas por los coches clásicos 1

David. Gandy. El británico, que trabajó para la revista británica Auto Express antes de ser modelo, es un apasionado del motor desde joven. Es embajador de Jaguar y participa habitualmente en pruebas de regularidad para clásicos como la Mille Miglia, en la que se ha inscrito en varias ocasiones con Yasmin Le Bon como copiloto.

9 'celebrities' locas por los coches clásicos 2

Jay Kay. El cantante y líder del grupo Jamiroquai es un fanático del automóvil y un importante coleccionista de Ferrari y otros clásicos, con los que participa tanto en ‘rallys’ como en concursos de elegancia. En la foto, en un descanso de la Mille Miglia con su Maserati A6 Zagato de 1954, valorado en 1,5 millones de euros.

9 'celebrities' locas por los coches clásicos 3

Jay Leno. El presentador, con una de las mayores colecciones del mundo, ha participado en la Mille Miglia junto a Iam Callum, director de diseño de Jaguar.

9 'celebrities' locas por los coches clásicos 4

Jeremy Irons. El actor británico es otro de los asiduos a la Mille Miglia. En la foto, al volante de un Jaguar KX 120 de 1950 en el control de paso de Roma.

9 'celebrities' locas por los coches clásicos 5

Patrick Dempsey. Es actor, piloto de alto nivel (ha participado en el Mundial de Resistencia) y apasionado coleccionista de coches clásicos. En su garaje duermen un  Porsche 356 de 1963, un Jaguar E-Type de 1972 y un Mercedes 280 SE Cabrio de 1969 con los que circula habitualmente por Hollywood. En la foto, con un Porsche 911 RS de 1972.

9 'celebrities' locas por los coches clásicos 6

Paul Belmondo. El hijo de Jean-Paul Belmondo fue piloto de F1 y participa en pruebas como el Zoute Grand Prix de Bélgica con un Maserati 3500 GT Spyder de 1965.

9 'celebrities' locas por los coches clásicos 7

Ralph Lauren. El diseñador es un importante coleccionista de vehículos clásicos. Y atesora piezas únicas. En la imagen aparece recogiendo el primer premio del Concurso de Elegancia Villa d’Este de 2013, que logró con su impresionante Bugatti 57 SC Atlantic Coupé de 1938, valorado en 40 millones de euros.

9 'celebrities' locas por los coches clásicos 8

Salvatore Ferragamo jr. El heredero de la firma de moda fundada por su abuelo divide su tiempo entre el trabajo, su familia y la elaboración de vinos en la Toscana. Pero como buen italiano lleva el motor en la sangre y es otro de los ilustres participantes en la Mille Miglia.