Nos la vienen anunciando desde hace veinte años, pero lo que antes parecía una utopía hoy es algo palpable. La realidad virtual ha llegado a nuestras vidas. Y con ella ya es posible apreciar imágenes en 3D, ver las últimas  películas o disfrutar con videojuegos en un entorno virtual.