El nuevo iPhone X ya es realidad, un smartphone con una pantalla prácticamente sin bordes, acabados en aluminio y un sistema para desbloquear el dispositivo con solo mirarlo. Competirá codo con codo con el Samsung Galaxy Note 8, pero ¿tan diferentes son? ¿Qué les diferencia exactamente? Código Único tiene la respuesta:

Por OIHAN VITORIA | Fotos: Apple y Samsung

Lo último de Apple se llama iPhone X y costará más de 1.000 euros. El gigante tecnológico presentó oficialmente ayer el lanzamiento de la nueva gama alta de iPhone, diez años después de comercializar el primero. El nuevo iPhone X, así bautizado por coincidir su lanzamiento con el décimo aniversario del iPhone, incorporará un sistema de carga inalámbrica, reemplazará la huella por el reconocimiento facial y eliminará el botón de inicio. Está listo para retar a Samsung, pero ¿qué tienen en común?

Diseño y pantalla: OLED vs AMOLED

Por primera vez Apple ha recurrido a la pantalla OLED —fabricada paradójicamente por Samsung— que cubre casi todo el frontal del dispositivo, con colores deslumbrantes, negros auténticos, un brillo espectacular y gran contraste. El iPhone X es sinónimo de pantalla. Al tenerlo en la mano, la nueva Super Retina de 5,8 pulgadas será la protagonista absoluta, frente a la de 6,3 pulgadas de Samsung que es algo más grande.

Ambos fabricantes han apostado en esta generación por los terminales sin apenas marcos. Han usado nuevas técnicas para ampliar la pantalla hasta los extremos y sus diseños diáfanos se ajustan con gran precisión a los bordes redondeados, aunque el diseño del nuevo iPhone X se muestra más agresivo, recortando al máximo el espacio de los accesorios y dejando unos característicos cuernos entre la cámara frontal.iPhone X vs Samsung Galaxy Note 8: un duelo de altura

Reconocimiento facial: punto para el nuevo iPhone X

Olvídese de la huella, prepare su cara. El nuevo iPhone X cuenta con reconocimiento facial de calidad (Face ID), pero el sensor de la edición más top de Samsung ya está presentando los primeros fallos; no reconoce a los usuarios con gafas e, incluso, se desbloquea con una foto. A partir de ahora la contraseña del usuario será su cara en el iPhone X, ya que Face ID será una nueva forma de desbloquear el iPhone, identificarse y pagar con total seguridad. El sofisticado sistema de reconocimiento facial 3D por el que apostará Apple funcionará hasta en la oscuridad y prescindirá del desbloqueo a través de la huella dactilar como del botón de inicio.

Face ID se sirve de la cámara TrueDepth para proyectar y analizar más de 30.000 puntos invisibles y así crear un mapa de profundidad detallado de la cara. Configúrarlo, es pan comido. Algo de lo que carece el iPhone X y de lo que presume indiscutiblemente el Galaxy Note 8 es de un lápiz digital. El nuevo phablet de Samsung llega con un S Pen integrado que nos va a permitir dibujar o escribir cómodamente lo que queramos en el panel táctil. El Note está construido en metal y cristal, un teléfono resistente al polvo y al agua, muy bonito y funcional, al igual que el iPhone X.

iPhone X vs Samsung Galaxy Note 8: un duelo de altura

Cámara: un duelo interesante

No solo Samsung se ha esforzado para que la cámara del Note 8 sea una de las mejores de su colección. Apple ha hecho exactamente lo mismo. Ambos cuentan con dos cámaras traseras y una delantera ubicadas de diferente forma. La del iPhone X se encuentra en posición vertical y la del Note 8 en horizontal. No de casualidad; el objetivo de Apple es conseguir imágenes con más claridad y profundidad aunque haya poca luz. Uno de los sensores del nuevo iPhone cuenta con una resolución de 12 megapíxeles y dispone de una lente de seis elementos con apertura de f/1.8 y doble estabilización óptica de imagen (OIS).

iPhone X vs Samsung Galaxy Note 8: un duelo de altura

Ambas cuentan con un zoom óptico más potente que el de generaciones pasadas: gracias a potentes teleobjetivos y el gran angular con un zoom óptico y otro digital. Asimismo, El iPhone X equipa un sensor frontal de 7 megapíxeles con apertura f/2.2. Es algo más básico que el de su rival, que cuenta con uno de 8 megapíxeles con apertura f/1.7 y autoenfoque. La cámara TrueDepth del iPhone X, además, analiza más de 50 movimientos musculares para reflejar las expresiones humanas en 12 divertidos Animoji. El Samsung incorpora la tecnología Dual Pixel. Los dos coinciden en la posibilidad de poder grabar vídeos a 4K con la cámara principal. La secundaria lo hace en Full HD. Eso sí, los dos carecen de Flash LED.

iPhone X vs Samsung Galaxy Note 8: un duelo de altura

Batería y conexiones: adiós a los cables

Adiós a la carga con cables. Ambos dispositivos han nacido para un futuro inalámbrico. El iPhone X y el Samsung Galaxy Note 8 disponen de carga inalámbrica y carga rápida, un plus con respecto a sus antecesores. La batería del Samsung Galaxy Note 8 tiene una capacidad algo más baja que la del Samsung Galaxy S8 Plus anterior, a pesar de que la diferencia es muy pequeña. El iPhone X llega con un conector Lightning, Face ID, NFC, Bluetooth 5.0, GPS, WiFi y LTE. El Samsung Galaxy Note 8 dispone de Bluetooth 4.2, GPS, USB de tipo C, NFC y WiFi 802.11ac.

iPhone X vs Samsung Galaxy Note 8: un duelo de altura

Precio y disponibilidad: a la par

El iPhone X comenzará a comercializarse a partir del próximo 3 de noviembre, aunque se podrá reservarse desde el 27 de octubre. Estará disponible en color plata y gris plata en las dos modalidades: de 64 y 256 GB. El precio partirá de los 1.260 euros para el modelo con capacidad de 64 GB y de 1.330 para el de 256 GB, aunque se preve que los iPhone cuesten un 25% más en España que en Estados Unidos.

El Samsung Galaxy Note 8, por su parte, llegará al mercado el 15 de septiembre, aunque es posible reservarlo ya desde la web oficial y distribuidores especializados de la marca surcoreana. Su precio actual es de 1.010 euros. Ya está disponible con diversas operadoras, pudiendo ahorrar algunos euros en formato libre.

iPhone X vs Samsung Galaxy Note 8: un duelo de altura