Google, a través de la división ATAP, se ha aliado con Levi’s para poner en marcha el Project Jacquard, dando lugar a la primera ‘smartjacket’ del mercado. En Código Único te contamos cómo es.

Por A. LOBO

Que no cunda el pánico. Que el híbrido nacido de la relación entre Google y Levi´s no tiene luces de colores, parches metálicos ni antenas a la vista. Nada que ver. La primera smartjacket del mercado es una cazadora demin normal. De las Levi’s de toda la vida. Pero con gadgets. Y un precio un poco más elevado: 350 dólares la unidad. La única divisa en la que se ha establecido su precio, porque de momento solo se vende en tiendas de Estados Unidos.

Google y Levi's se alían para crear la primera 'smartjacket' 1La nueva smartjacket permite hacer casi todo lo que se hace un con un teléfono y una cuenta de Google, como recibir llamadas, consultar Google Maps, escuchar música y recibir notificaciones, por ejemplo. Porque, para que ‘funcione’, el fruto de Google y Levi’s necesita, precisamente, un smartwatch y una app. La chaqueta, al final, es como otra cualquiera (se puede meter en la lavadora sin miedo), pero incorpora una pulsera electrónica que va conectada por tecnología wireless a la etiqueta, que a su vez se contacta con el teléfono por la misma vía. Para lavarla, pues, solo hay que quitar la citada etiqueta por presión táctil.

Requisitos para usar la ‘smartjacket demin’

La smartjacket de Google y Levi’s no funciona sola. En primer lugar, y como era de esperar, requiere tener una cuenta de Google y, obviamente, un teléfono móvil. Además, tanto para su funcionamiento en Android como en iOS, el sistema operativo de los más recientes. A saber: en el primer caso, Android 6.0.1 ó más nuevo; en el segundo, un iPhone 6 o superior y un iOS 10 u 11. Y, claro, es imprescindible la conexión a Internet.

Y un aviso a navegantes melómanos: no todos los servicios de música son compatibles.

La iniciativa conjunta de Levi’s y Google es nueva pero no novedosa, ya que hace años que diferentes emprendedores intentan poner en circulación productos similares. Entre ellos se encuentra el español Xavier Verdaguer, que en 2011 presentó un prototipo de sudadera para conectarse a redes sociales y escuchar música. Sin embargo, la propuesta nunca llegó a reventar el mercado. Lo que ocurra ahora con el resultado de la colaboración entre el gigante de la moda casual y el de Internet solo el tiempo lo dirá.