¿Cómo llevar perfecto el chaleco con traje? Errores y aciertos

Saludemos con respeto a una de esas prendas que nos viene acompañando desde hace siglos como parte del traje masculino: el chaleco. Y reconozcamos que no nos hemos portado del todo bien con ella, dejada de lado unas veces y maltratada otras. Pero parece que las cosas vuelven a su cauce. En Código Único te damos 8 claves y 4 ejemplos para llevarlo con estilo en cualquier momento y situación…

Por DUARTE NAVARRO

1. Elegancia máxima

El chaleco es muy elegante, pero nos echa años encima. De ahí que haya que usarlo con cuidado.

2. ¿Con color?

Si llevas chaqué, apuesta por los cuadros Vichy o por tonos llamativos (azul claro, vainilla…). Si lo usas con traje, que sea del mismo tejido que la chaqueta.

3. Por la espalda

Muchos hombres visten solo con chaleco, sin chaqueta, pero lo correcto es llevarlo como prenda interior, porque la espalda del chaleco, al no verse, se realiza con un tejido más barato.

4. Algodón o tweed

Para un traje te recomendamos la versión de algodón (a no ser que el traje sea de otro material). Si decides llevarlo solo, apuesta por el tweed: lograrás un look más relajado y te abrigará más.

5. ¿Abrochado?

Siempre. En los cruzados se aconseja dejar desabrochado el botón inferior exterior. En los sencillos, el inferior.

6. Hasta la cintura

La clave de la talla se descubre al traducirlo al inglés. Allí lo llaman waistcoat, es decir, ‘abrigo de cintura’. De ahí que deba cubrir la cintura, pero nada más.

7. ¿Qué talla?

Busca que encaje bien en los hombros y se monte un poco en los cuellos de la camisa. La trabilla de la espalda te ayudará a ajustarlo para que quede perfecto.

8. Con camiseta

Puede parecer una aberración, pero la moda está para derribar barreras. Complétalo con unos vaqueros y unos desert boots y el resultado será de diez.