Durante años se consideraron un accesorio que había que esconder, pero de un tiempo a esta parte las gafas se han convertido en una herramienta de estilo que puede ayudarnos, y mucho, a subir enteros en elegancia. Si sabes cómo llevarlas, el éxito lo tendrás asegurado. En Código Único te damos las claves para no equivocarte con este complemento.

Por DUARTE NAVARRO

1. Hazte su aliado

Durante mucho tiempo, llevar gafas parecía un impedimento para ser cool o trendy. Ya no es así. Ahora las lentes ya no son el enemigo, así que alíate con ellas: te darán mucha más personalidad.

2. Ten más de un par

La tendencia es tener más de un par de gafas. Reserva un modelo más sencillo para la mañana y la oficina y busca unas más elegantes para la noche. ¿De metal gris? Perfectas con traje. Con esmoquin, elígelas negras o metálicas doradas.

3. Adáptalas a tu cara

Si tu rostro es redondo, elige monturas con ángulos rectos (cuadradas o rectangulares); si es cuadrado, mejor ovaladas con patillas gruesas; y si tienes la cara delgada, que sean finas.

4. Revisita lo retro

La estética retro de las gafas siempre funciona. Lo advertimos porque este estilo es preferible a otros más modernos. Si crees que pueden confundirte con un personaje de El talento de Mr. Ripley, vas por el buen camino.

5. Siempre en su sitio

El secreto para tener estilo con las gafas no reside solo en su diseño, también en cómo las lleves. Manténlas impolutas y olvídate de posarlas sobre la cabeza o en la punta de la nariz.

6. ¿Y si te las quitas?

Esa es la gran pregunta. Siempre puedes recurrir a los bolsillos de la chaqueta (interiores y exteriores) y algunas firmas han diseñado broches de los que colgarlas. Aunque cada vez están más de moda las cadenas para las gafas. Eso sí, olvídate de las magnéticas. ¡Esas, jamás!