La barba, el vello facial más varonil, ha atravesado grandes cambios a lo largo de la historia: aunque ahora se asocie a seriedad, madurez y alto estatus social, no siempre ha sido reflejo de masculinidad y belleza. Lo cierto es que está en auge. Para que el resultado final sea perfecto, es necesario seguir unas sencillas pautas.

Por OIHAN VITORIA | Foto de portada: Cultura Creative (RF) / Alamy Stock Photo

Son tan habituales que apenas reparamos en ellas, pero tienen más connotaciones de lo que creemos. Y no solo por la intención que tienen los hombres al llevarla, sino también por lo que generan en quien las observa. Las hay largas, cortas, más o menos suaves, más o menos frondosas, así como de muchos colores, formas y texturas. Pero lo cierto es que implican ciertos cuidados —tanto caseros como de barbería— indispensables que requieren paciencia y perseverancia.

Y es que la barba ha dejado de ser un complemento meramente estético, para convertirse en una seña de identidad de muchos hombres, un fiel reflejo de su personalidad y forma de ser. De hecho, en el Antiguo Egipto no era una opción exclusiva de los hombres: solo podía portarla los dioses y sus hijos terrenales.

Con motivo del Día Internacional de la Barba, celebrado el pasado 2 de septiembre para festejar la inmesa variedad de estilos, Código Único ha recopilado algunas opciones al alcance de cualquier hombre con el fin lucir su vello facial o, incluso, la falta de él. La lista incluye recomendaciones para aquellos que quieran conseguir un aspecto sexy y saludable.

1. Elige el tipo de barba que mejor se adecue a su rostro

Las barbas descuidadas y con síntomas de dejadez son a veces el primer paso del barbudo perezoso, aunque a día de hoy van más allá de un simple complemento estilístico: son un indicador de personalidad. El tipo de vello facial que cada hombre decide llevar dice mucho de su personalidad. La barbas, por lo general, suelen ser un factor de seriedad, madurez, un toque de rebeldía y estabilidad económica. El llamativo bigote káiser, por su parte, es digno de hombres seguros de sí mismo, con cierta extravagancia y amantes de lo vintage.

Las barbas largas y abundantes son perfectas para hombres detallistas que les gusta ir a la última y viven casi obsesionados con el cuidado constante de la barba. No obstante, las perillas y patillas al más puro estilo de Curro Jimenez son más típicas de hombres creativos y ajenos a las modas. Los hombres que optan por afeitarse como un gentleman son constantes, clásicos y atemporales, ya que les gusta mostrarse como son e ir a contracorriente.

2. Hidrátala con acondicionadores de calidad

Además de peinar la barba con frecuencia, no olvide hidratarla debidamente. Es conveniente lavarlas con champús especiales para evitar los picores, las sequedades, el enrojecimiento y la irritación de la piel. Un champú, un acondicionador, un aceite nutritivo, trimmers, afeitadoras… Existen productos específicos para cada tipo de piel: los aceites son para las pieles más secas, mientras que los bálsamos son más ideales para las pieles grasas. Las lociones que contienen olores suaves y masculinos son las que más se llevan. También es recomendable emplear un set de afeitado multifunción para cuidar todos los detalles.

6 consejos para tener una barba impecable

Jaime Gorospe / Tesa

3. Dos veces por día

No es tarea fácil mantener una barba limpia y arreglada. A lo largo del día se enfrenta a multitud de bacterias con las que conviene lidiar lo antes posible; desde restos de comida, pasando por el humo del tabaco, hasta escamas de la piel. Para hacer frente a esas partículas del ambiente, es recomendable lavar la barba con agua y jabón natural diferente al capilar. ¿Cuántas veces? Por lo menos dos veces al día: por la mañana, antes de salir de casa, y por la noche, antes de acostarse. Utiliza una pequeña toalla específica para secar bien la barba.

4. Que no falte la cera

El tratamiento adecuado es esencial para lograr una barba frondosa y, sobre todo, saludable. Pero no es del todo suficiente. Dejarse una barba de varias semanas no le libra de afeitarla y recortarla asiduamente, ni tampoco de peinarla, sea larga o corta. La cera es uno de los productos que mejor funciona, ya que es ideal para darle una forma duradera al cabello y evitar enredos. Para ello la piel debe de estar bien seca e hidratada.

6 consejos para tener una barba impecable 1

Egor Lyashenko / Alamy Stock Photo

5. La paciencia como mejor aliada

En el mundo de la moda las prisas no son buenas compañeras de viaje de la barbas pobladas. A diferencia del vello capilar, las barbas crecen a una velocidad imperceptible —a casi 5 nanómetros por segundo—, por lo que si quiere presumir de una barba larga y consistente deberá esperar a que le crezca por lo menos un mes.

6. Acudir a una barbería

No sea tozudo. Cada barba es un mundo, y aunque sepa cuidarla a la perfección, nunca está de más ponerse en manos de un experto para retocarla, asearla y dejarla casi como nueva. Es recomendable que el barbero sea quien trace el primer diseño de la barba, con la textura adecuada y adaptada a la forma del rostro de cada uno. Profesionales como los de la exclusiva y exitosa barbería Bearbero, situada en el céntrico barrio madrileño de La Latina, ejercen como estilistas personales. Una visita al mes a la barbería establecerá la diferencia entre una barba cuidada y otra no tan arreglada. A partir de ahí, lucir una barba impecable será responsabilidad única y exclusiva del portador.