Es sencilla, cómoda, válida para cualquier edad y se adapta como un guante a cualquier estilo. La camiseta blanca es un básico imprescindible en el armario y su versatilidad hace que pueda combinarse en looks formales o en los más casual. Y en verano está en su mejor momento. ¡Aprovéchalo!

POR AINHOA PASTOR

 

Trabajo

Cómoda y luminosa, durante la época veraniega combina perfectamente con un traje ligero para ir a trabajar.

Camiseta blanca, de Loewe (250 €). Chaqueta, de Forecast (175 €). Pantalón, de Jinksieminks (188 €). Cinturón, de Hermés (C.P.V.). Calcetines, de ZD ZERO Defects (13,30 €). Maletín, de Loewe (1.200 €).

3 formas de llevar una camisa blanca


Ocio

El complemento ideal para una escapada a la montaña o un fin de semana romántico. 

Camiseta blanca, de Loewe (250 €). Chaqueta, de Sandro (795 €). Pantalón, de Brunello Cuccinelli (C.P.V.). Cinturón, de Forecast (C.P.V.). Botas, de Levi’s (12o €). Casco, de Scalpers (198 €).

3 formas de llevar una camisa blanca 1


Sport 

Es la prenda con el espíritu más deportivo y la más adecuada para vestir cuando vayas al gimnasio o a eventos deportivos. 

Camiseta blanca, de Loewe (250 €). Chaqueta, de Tommy Hilfiger Denim (279 €). Mochila, de Hogan (C.P.V.). Reloj, de Adidas (89 €). Pantalón, de Lacoste (130 €). Zapatillas de Hogan Rebel (310 €).

3 formas de llevar una camisa blanca 2


Fotógrafo: Noel Suárez  Directora creativa: Beatriz Tárrega  Estilista: José Lupa
Peluquería y maquillaje: Ricardo Calero (Talents) para Chanel y Bumble and Bumble 
Modelo: Anthony Dadas (Uno Models)  Ayudante de estilismo: Cat Rau