Crema base, rimel, antiojeras, corrector, lápiz de ojos… han dejado de ser cosas solo de mujeres. De un tiempo a esta parte, antes de Emmanuel Macron, el maquillaje para hombres ha ido ganando terreno entre las tendencias masculinas. Y casi todas las casas de cosmética tienen sus líneas. Asos ha sido la última en subirse en el carro.

Por AINHOA PASTOR Foto: Adobe Stock

El secreto mejor guardado de Macron salió a la luz la semana pasada: el presidente francés se gasta miles de euros en maquillarse. Y claro, se montó el lío. ‘El rey del contorno’ le llaman desde entonces sus conciudadanos. Por supuesto, no lo hacen por el hecho de llevar maquillaje en sí mismo, que para eso son franceses y abiertos de miras, sino por el presupuesto que se ha dejado Emmanuele Macron en aparecer bien en público, que ha ascendido a 26.000 euros en apenas tres meses, el tiempo exacto que lleva en el Elíseo. Desde entonces, su popularidad ha caído como las hojas de los árboles en otoño.

Que use o no antiojeras es algo normal. A fin de cuentas, Macron es un personaje público, habitual en actos de todo tipo y platós de televisión. Y en la tele, ya sabemos, todo el mundo va maquillado. Además, el maquillaje para hombres es trendy. Ya lo era incluso antes del escándalo del presidente francés.Y la prueba es que hasta Zara (con una nueva línea de cremas y exfoliantes) y Asos se han subido al carro.

La última en hacerlo ha sido la segunda, con el lanzamiento de una línea de maquillaje para hombres llamada MMUK, que incluye corrector (27,99 euros), máscara de pestañas y un lápiz para cejas y barbas. Pero no es la única: Shiseido, L’Oreal, Nivea, Clinique, Ken Men, Guerlain o Gaultier son algunas de las empresas de cosmética que tienen  productos de maquillaje masculino.

También Tom Ford, que además ha dicho en más de una ocasión que él mismo se maquilla, lanzó hace unos años su primera línea de maquillaje para hombres. Empezó con un autobronceador y un corrector de ojeras y ahora ya tiene un gel para cejas y un maquillaje para imperfecciones, que complementan a las cremas, geles, exfoliantes y demás, que el diseñador tejano ha lanzado pensando exclusivamente en un público masculino y moderno, que no tiene miedo de romper con convecciones pasadas para sumergirse en todas las tendencias que trae el futuro. Que por cierto, ya está aquí.