Clonación capilar: ¿adiós a la calvicie?

Pérdida de pelo, cabello escaso o ralo, coronilla, entradas… Alopecia (androgénica) en definitiva. Si eres uno de los millones de hombres que sufren cada día al verse en el espejo con menos pelo, toma nota, que esto te interesa: el futuro está en la clonación capilla, una técnica que está más cerca de lo que parece cerca…

Por CARLOS NIETO

Salvo que tengas el carisma de Jason Statham, el aplomo de Zinedine Zidane, la clase del campeón del mundo de surf Kelly Slater, la clase de Michael Jordan o el poderío de Bruce Willis, quizá la calvicie no sea lo tuyo. Si eres de los que buscan respuestas más allá de Turquía, que se ha convertido en la mesa de los implantes capilares los cos, quizá (y solo quizá) haya llegado tu momento.

¿Significa esto que se acabaron los placebos, los injertos, el raparse, el minoxidil, el finasteride y los trucos del abuelo? La respuesta a todo esto son dos palabras: clonación capilar. O lo que es lo mismo, usar nuestras células madre para regenerar el cabello que un día se fue para no volver debido a la maldita alopecia androgénica

Pero antes de que lances las campanas al vuelo, advertimos, la técnica aún está en (temprana) fase de desarrollo. Debido a su complejidad, tan solo un par de laboratorios en todo el mundo están trabajando en ello exactamente.

…Lo que no significa que la solución llegue este 2018. Lo que dice la teoría de la clonación capilar es lo siguiente: se extrae una muestra de células capilares sanas (esto es, de la parte posterior de la cabeza) y se clonan en el ambiente controlado de un laboratorio.

Después, esas células regeneradas se transplantan a las partes afectadas (sin pelo, vamos) reinjertando los nuevos folículos en lugar de los agotados… Lo bueno de esta técnica es que los cabellos que no se usen se podrían guardar (y después regenerar) sin que haya necesidad de más extracciones posteriores.

Con todo, aunque los primeros experimentos con ratones en laboratorio resultaron muy satisfactorios, a la hora de trasladarlos a humanos… La cosa ya no ha sido tan brillante.

Al parecer el problema está en que, al extraer las células capilares humanas, estas no conservan al 100% su capacidad de regeneración como pasa con los ratones. Los estudios actuales tratan de arreglar esta anomalía. Pero la cosa va para largo…

El doctor Sergio Vañó, director de la Unidad de Tricología y estudio de las alopecias del Hospital Universitario Ramón y Cajal es claro en su respuesta: «La clonación capilar será el futuro a largo plazo; pero no a corto plazo ni, por supuesto, es el presente».

Seguiremos esperando pues…