Para conseguir el afeitado perfecto, la preparación lo es todo. Pero siempre surgen dudas sobre qué producto se adapta mejor a cada piel. Roberto Martín, responsable de la barbería Malayerba, nos da todas las respuestas.

POR CARMEN OLALLA

El ritual del afeitado diario consta de tres sencillos pasos básicos. Saltarse cualquiera de ellos supone una agresión a la piel y no lograr un afeitado perfecto. «Lo primero –explica Roberto Martín– es mojarse bien la cara con agua caliente o aplicar una toalla húmeda muy caliente sobre el rostro y dejarla actuar unos minutos para que se abra el poro. En segundo lugar, al pasar la cuchilla hay que evitar hacerlo a contrapelo, pues la piel sufre. Es preferible dar varias pasadas a favor. Y, por último, sea cual sea el producto que se elija para el afeitado, siempre siempre debe ser de buena calidad».


ACEITES
Son productos específicos para utilizar antes del afeitado, los conocidos como preshave. Se utilizan antes de cremas, geles y espumas.
A favor: se deben aplicar en caso de piel sensible, ya que cuando está flexible e hidratada no se irrita tan fácilmente. Además, crean una barrera protectora entre la piel y la cuchilla.
En contra: el miedo a que dejen sensación grasa en la piel, pero al ser productos específicamente pensados para la piel masculina y la barba, se absorben rápidamente.

Aceite de afeitado de Penhaligons. 55 euros.
Aceite The Oil de la línea The Save Mr A. De I.C.O.N. 28 euros.


ESPUMAS
Perfectas para pieles y pelos normales y para los que tienen prisa.
A favor: ahorran tiempo porque dan la espuma ya hecha, y no se necesitan ni crema ni brocha para crear el colchón de jabón y aire entre la piel y la cuchilla.
En contra: no son aptas para pieles sensibles y barbas fuertes, ya que irritan la piel y, en ocasiones, hacen que sangre el poro.

Espuma de afeitar dermoprotectora de Skeen+. 18 euros.


GELES

Son la elección de los barberos profesionales y la opción más recomendable para un buen afeitado.
A favor: perfectas para pieles sensibles y barbas fuertes. Ayudan a abrir el poro y a ablandar el pelo, y dejan la piel lisa, desinfectada y cicatrizada.
En contra: no son la opción más adecuada para principiantes y gente con prisa, porque lleva más tiempo hacer espuma.

Crema de afeitado sin espuma Spicebomb Barbershop de Viktor and Rolf. 35 euros.
Crema de afeitar Álvarez Gómez. 17 euros.
Crema de afeitado Bleu de Chanel. 49 euros.


CREMAS

Tienen las mismas propiedades que las espumas, pero con una diferencia importante: al aplicarse con la mano sobre el rostro, el movimiento de esta para extenderlos sobre la cara se convierten en espuma, mientras estas, si no se aplican bien, pueden quedar líquidas y no llegar a la piel y a la barba
A favor: ahorran tiempo.
En contra: nono aptas para pieles sensibles y barbas fuertes.

Gel M Shave Aloe Gel, de Clinique. C.P.V.
Gel emoliente de la Collezione Barbiere, de Acqua di Parma. 30 euros.
Brocha con fibras veganas de Jack Black. 125 euros.