Desde salones de belleza, cines de última generación, museos de arte y jardines con mariposas, hasta barberías, deliciosos rincones ‘gourmet’, saunas finlandesas y piscinas de todo tipo. Estas salas VIP harán que te olvides de las interminables esperas entre vuelo y vuelo y te dediques, única y exclusivamente, a disfrutar. Incluso antes de emprender tu viaje.

Por OIHAN VITORIA

Hasta hace muy poco salir de viaje representaba nerviosismo, estrés, inseguridad y prisas. Eso si no te tocaba subirte a más de avión para llegar al destino y lidiar con largas y tediosas horas de espera en aeropuertos repletos de pasajeros deseosos de salir de ahí. Sin embargo, los tiempos cambian, y los aeropuertos también. Las salas VIP son la mejor manera de evitar retrasos, terminales congestionadas y relajarse en un ámbito personalizado antes de la salida del vuelo. Son ideales para pasar un buen rato, recargar pilas, comer, trabajar o, incluso, pegarse un chapuzón.

Con estas zonas llenas de lujo, cuidados y tratamientos no es fácil resistirse a un buen viaje de larga duración. Algunos aeropuertos internacionales ya cuentan con espacios dedicados al ocio, al bienestar integral y el culto al cuerpo. Nos adentramos en algunas de las mejores salas de espera por las que no te importará perder tu vuelo, pequeños oasis de hedonismo en los frenéticos aeropuertos. Hacer escala en estos aeropuertos de lujo ya no será un martirio. Desearás disfrutar de ellos.

Business lounge de Turkish Airlines – Estambul

El descanso aquí está asegurado. Situado en el Aeropuerto Internacional Atatürk de Estambul, cuenta con un espacio exclusivo de 5.600 metros cuadrados con capacidad para 1.000 pasajeros. Los más afortunados tienen acceso a este exclusivo espacio donde pueden gozar de numerosos servicios, como masajes relajantes.Salas VIP por las que no te importaría perder tu vueloAdemás de su excelente cátering con exquisita variedad de carnes, pescados y platos típicos del país, las instalaciones cuentan con una gran biblioteca, una sala de billar, suites con baños privados, ordenadores, cine con máquina de palomitas, y un Scalextric que recrea la capital turca en miniatura. Su calidad está avalada por sello de excelencia Skytrax al mejor Dinning Lounge del mundo 2017.

Aeropuerto Changi – Singapur

¿Un aeropuerto con spa, cine, jardines de cactus y mariposas, hospital, un Hard Rock Café, hotel por horas, spas, lounges...? Puede resultar desconcertante, pero existe. Se llama Changi y está en Singapur. Este coqueto pero exuberante aeropuerto es pionero en innovar y ofrecer una experiencia fabulosa a todos los viajeros que pasan por él. Es por ello que ha conservado el galardón de Skytrax como mejor aeropuerto del mundo por quinto año consecutivo. El entretenimiento es su principal baza.Salas VIP por las que no te importaría perder tu vuelo 2Las instalaciones para pasajeros incluyen dos salas de cine 4D durante 24 horas que proyectan gratuitamente los últimos éxitos de taquilla, una sala de juegos Xbox Kinect, diversos espacios dedicados a la música, una piscina en la azotea con imponentes vistas, un jardín de mariposas y zonas verdes que albergan hasta una cascada de más de 8 metros. Conscientes de su encanto y atractivo, incluso realizan tours gratuitos para mostrar sus imponentes zonas verdes a los viajeros más curiosos.

Al Safa de Qatar Airways – Doha

Belleza y relax antes de embarcar. El Aeropuerto de Doha es el que ostenta el título actual de mejor sala de aerolínea en la categoría de business class. Y no por casualidad, ya que se lo ha ganado a pulso. La mayor particularidad del aeropuerto es que la prioridad en todo momento es la salud del visitante. Dispone de atención médica personalizada las 24 horas del día para actuar ante cualquier emergencia médica.Salas VIP por las que no te importará perder tu vuelo 1Una de sus joyas es la piscina interior, aunque el verdadero plato fuerte en esta zona exclusiva se sirve en sus restaurantes y buffet libres, donde presumen de servir ante los viajeros VIP los mejores postres de los aeropuertos. Asimismo, sus salas VIP ofrecen la posibilidad de acceder a duchas y baños para continuar el viaje con energías renovadas.

Premium Lounge Finnair – HelsinkiSalas VIP por las que no te importará perder tu vuelo

Para sumergirte en los placeres de la cultura finlandesa no es necesario salir del Aeropuerto Vantaa de Helsinki. Una amplia sauna mixta hace las delicias de los desconcertados visitantes, que encuentran en su interior la forma más grata de invertir el tiempo de la escala. En Finlandia hay una sauna por cada tres habitantes, ya que para ellos no es un simple elemento cultural sino un ritual de bienestar esencial en su día a día.

Madera de abeto de Los Alpes, piedras calientes, vapor y la tradicional sauna finlandesa, todo en un recinto de 600 metros cuadrados donde se puede disfrutar también de una piscina de agua fría, otra mineral y de tratamientos de relax y masajes. La entrada es de 45 euros pero para los miembros de Finnair Plus Platinum es gratis.

La decoración de sus salas VIP hace gala de la elegancia nórdica bañada en modernidad, en el espacio aporta la sensación de serenidad necesaria en todo viaje. Y, para que no falte de nada, un buffet libre está permanentemente a disposición de los más hambrientos.

Etihad Diamond First Class Lounge – Abu DhabiSalas VIP por las que no te importaría perder tu vuelo 3

El Lounge & Spa de Etihad Airways en el aeropuerto de Abu Dhabi está en el top de las salas VIP. Es un espacio de casi 1.700 metro cuadrados y 16 diferentes zonas personalizadas que no pasan desapercibidas para nadie. Relajación, mimos y atención que hacen que el pasajero olvide, al menos por un instante, que está esperando el embarque en las próximas horas.

Pero, ¿cómo empieza todo? Una vez pasado el control de seguridad, sus clientes son recibidos por un asistente personal, el cual estará a su disposición hasta el momento de embarcar. Las comodidades y servicios que incluye el trato de Etihad van desde tomar un cóctel de autor a embarcar con las uñas impecables gracias al servicio gratuito de manicura y pedicura, además de despedirse de Abu Dabi con un festín gastronómico. Los pasajeros de ‘The Residence’, además, la clase más alta, cuentan con un espacio propio y mayordomo.