Marilyn Monroe apareció muerta en su casa de Los Ángeles el 5 de agosto de 1962. Tenía 36 años y era la estrella del momento. Desde entonces, el mito no ha parado de crecer.

Por REDACCIÓN

Norma Jean Mortenson, luego Norma Jean Baker y más tarde Marilyn Monroe, habría cumplido 91 años el pasado 1 de junio. Podría ser ahora una anciana adorable si la muerte no hubiera tropezado con ella una madrugada de agosto de hace ahora 55 años. Marilyn Monroe tenía 36 y parecía haber seguido al dedillo lo de ‘vive deprisa, muere joven y deja un cadáver bien bonito’. Al menos, para el imaginario popular.

Años después de haber encontrado el cuerpo sin vida de la que probablemente será la mayor diva de la historia de Hollywood salió a la luz la verdad sobre el estado en que se encontraba su cadáver y no, según los que lo recogieron, Alan Abbott y Ron Hast -enterradores de las estrellas de Hollywood-, no era bonito. Al parecer, Marilyn Monroe no tenía dientes ni prótesis mamarias, estaba sin depilar y aparentaba mucha más edad que 36 años.

Las extrañas circunstancias de la muerte de Marilyn Monroe

La autopsia estableció que el gran icono de la sensualidad en el siglo XX había fallecido de una sobredosis de Nembutal. Se habló entonces de suicidio. Pero las lagunas en torno a su muerte no hacen más que incrementar las teorías de la conspiración sobre un posible asesinato. La escena que la policía encontró al llegar a la casa de la actriz, con los dos médicos (que le suministraban fuertes barbitúricos) nerviosos y la empleada doméstica lavando ropa, sigue dando lugar a todo tipo de conjeturas. Nunca se demostró nada.

Más de medio siglo después sin Marilyn Monroe, el mito de la ‘ambición rubia’ no ha parado de crecer, al igual que el número de sus imitadoras, y no se conoce personalidad que la iguale en sensualidad. Si bien es cierto que en su día compitió con Jayne Mansfield, la ‘pin up’ más sexy, la segunda no ha llegado a convertirse en el mito que hoy es la Monroe, convertida también en icono pop obra y gracia de Andy Warhol.

En Código Único repasamos en imágenes algunas de sus películas más representativas.