Lady Gaga: «Compartir mi dolor ha sido catártico»

Lleva diez años en lo más alto de la industria musical, pero ahora Lady Gaga, agotada, ha decidido parar y dedicarse a otros proyectos. El próximo año estrenará una película dirigida por Bradley Cooper, mientras un documental de Netflix ha captado sus horas más bajas.

Por MARÍA ESTÉVEZ

«Estoy sola. Cada noche, todas estas personas me abandonan, me dejan sola. Paso del roce de la gente, de su constante parloteo durante el día, al silencio total de la noche». Lady Gaga (Nueva York, 1986) dice esto entre lágrimas en ‘Five Foot Two’, el documental sobre su vida que Netflix acaba de estrenar.

La cantante ha cancelado su gira mundial porque necesita reponer fuerzas por la fibromialgia que la acosa. Sin embargo, Gaga tiene un plan. Consumida por la música durante una década, se ha reinventado para el cine con la película ‘Ha nacido una estrella’, que se estrenará el año próximo.

El filme es la cuarta versión cinematográfica de una historia que ya protagonizaron Judy Garland en 1954 y Barbra Streisand en 1976, y supone el debut de Bradley Cooper como director. Lady Gaga ha compuesto los temas de la película y en los créditos aparece con su auténtico nombre, Stefani Germanotta. En Toronto, donde presentó el documental de Netflix, tuvimos la oportunidad de conversar con ella.

 

– ¿Fue cómodo permitir a las cámaras rodar palmo a palmo lo que sucede a su alrededor?

– Cuando cuentas con un cineasta que te respeta el espacio, resulta más acogedor darle la bienvenida a tu vida.

– En algunos momentos del filme parece no sentirse muy cómoda.

– Era muy consciente de la presencia de las cámaras, especialmente el primer día, cuando llegué a cuestionar si realmente necesitaba hacer un documental sobre mi vida. Pero una vez que di el paso, me acostumbré a su presencia. Estoy muy agradecida al director, Chris Moukarbel, porque se adaptó a mi dinámica. Se tomó la molestia de conocerme. Este realizador es muy particular, tiene una forma de trabajar que llamó mi atención. Quería ver el resultado de cómo él veía mi vida.

– ¿Por qué ahora quería contar su historia?

– Fue la reacción de mis amigos y mi familia a la posibilidad de rodar un documental sobre mi vida la que me animó. Confieso que yo no tenía ganas de hacerlo. De hecho, hasta que no vi el documental varias veces en la sala de montaje no terminé de convencerme. Cuando mi mejor amiga me dijo que era una película bellísima, empecé a sentirme bien con las imágenes. Luego, mi hermana también lo alabó. Es lo único que puedes esperar de un filme de estas características, que la gente que te quiere se sienta bien al verlo. Quiero dejar claro que este filme no es mi visión de Lady Gaga, es la visión que Chris tiene de mi.


Lady Gaga: «El dolor te mina psicológicamente y te avergüenzas de padecer la enfermedad. Quiero que me vean bailar y actuar, que entiendan que se puede luchar contra esta enfermedad»

– ¿En algún momento le negó que grabara?

– En un par de ocasiones le dije que no. Si estaba en un estado mental en el que no quería una cámara en mi cara, le pedía que parara porque me sentía agobiada y necesitaba espacio

– Parece que se encuentra en un momento muy interesante de su vida.

– Sí. Acabo de cumplir diez años de carrera. Desde que empecé a cantar y componer no he parado, y me parece increíble poder reconocer mi trabajo con este filme.

– ¿Es momento de reflexionar?

– Mi vida ha cambiado mucho en los últimos tiempos, y cuando tienes éxito y vives en lo más alto, hay horas bajas, muy bajas. Como artista es siempre algo personal cuando compartes tu trabajo con el mundo. Tengo mi visión y quiero que lo que hago le guste al público, porque considero que es un regalo para ellos, para que se entretengan. Ese es mi objetivo cuando compongo una canción, lo que más deseo es el calor de mis admiradores. Mi meta en la vida es hacer feliz al público con mis canciones. Pero es cierto, tal vez ha llegado el momento de frenar.

– ¿Responde bien a las críticas?

– Siempre surgen. Nunca haces una canción al gusto de todo el mundo. Lo mío es crear fantasías, música, teatro, experiencias y arte que, ojalá, inspire a la gente. Lo más importante en mi carrera, y siempre ha sido así, es enviar un mensaje positivo al mundo.

– Se significa con algunas causas. ¿Qué le motiva a la hora de implicarse socialmente en ellas como artista?

– Creo que todos nosotros tenemos la responsabilidad de hablar cuando nos enfrentamos a una injusticia, no solo los artistas. Las redes sociales nos permiten hablar a todos: es la primera vez en la historia que los seres humanos pueden estar conectados con un micrófono para decir lo que quieran.

– ¿Presta atención a lo que dice, al mensaje que envía al público?

– Soy consciente de que hay mucha gente que me sigue y que me escucha, así que, por supuesto, presto atención. La música es un medio muy poderoso, me atrevería a decir que es infinitamente más poderoso que un tuit o una foto en Instagram. La música tiene el poder de curar a la gente; son vibraciones, ciencia. Cuando la música suena, algo sucede en tu cuerpo, en tu espíritu, que no se parece a nada de lo que sientes cuando lees algo en Internet.

– Usted habla de su fibromialgia en el documental. ¿Le costó mucho dar el paso de reconocer su problema?

– Es muy difícil, pero, al mismo tiempo, liberador. Compartir mi dolor ha sido catártico. Parte de mi cree que el dolor es un micrófono. Mi dolor me quiere decir algo que debo transformar para enviar un mensaje positivo. Quiero que aquellos que sufran de dolor crónico entiendan que no están solos. Quiero que mis seguidores tiendan la mano a quien sufra de ansiedades, de problemas mentales, porque hay un grado de autodestrucción en el proceso de estas personas. El dolor te va minando psicológicamente y acabas avergonzado de padecer la enfermedad. Quiero que me vean bailar y actuar en el escenario, que entiendan que se puede luchar contra esta enfermedad.

– ¿Qué le pide al futuro?

– Me voy a tomar un tiempo de descanso. Eso le pido. No sé cuánto tiempo me voy, y eso no quiere decir que no vaya a estar componiendo, creando nuevos proyectos. Tengo varias cosas sobre la mesa que no quiero adelantar. Quiero ir más despacio, reflexionar sobre mi vida.

– Acaba de rodar ‘Ha nacido una estrella’, donde se presenta como Stefani Germanotta. ¿Qué significa la interpretación en su carrera?

– En realidad, siempre he querido ser actriz. Que Bradley [Cooper] me haya ofrecido este personaje ha sido un sueño hecho realidad y deseo que el publico me tome en serio como actriz. Lo mejor de rodar la película ha sido la colaboración con Bradley, descubrirle y conocerle. Es un profesional increíble con quien he desarrollado una gran amistad.