La persona más rica del Congreso tiene una fortuna cercana a un millón de euros, patrimonio a parte, además de una planta fotovoltaica y participaciones en importantes empresas. Pero conduce un Volvo S40 y paga un préstamo del que le quedan casi 340.000 euros por amortizar. Te contamos quién es.

Por ANAÏS OLIVERA 

La persona más rica del Congreso de los Diputados gana, por la cartera ministerial que representa, poco más de 66.000 euros al año. Sin embargo, sus ahorros, repartidos en depósitos y cuentas corrientes en distintas entidades, ascienden a 940.000 euros, tiene un plan de pensiones cercano a los 80.000 euros y posee acciones en el Banco Santander, Telefónica e Iberdrola por valor de 800.000 euros más. Además, suyo es el 20% de los bienes inmuebles de dos sociedades de Valladolid, una con 18 pisos y otra con 7 pisos y 3 locales, y le corresponde una herencia de 308.000 euros.

A pesar de todo, la persona más rica del Congreso conduce un Volvo S40, repite outfit a menudo y no hace grandes alardes de riqueza. Es una mujer, tiene 49 años, está soltera y sabe cómo llevarse con los agricultores y los ganaderos. Y por cierto, repite puesto en el ranking.

La fortuna de la persona más rica del Congreso 1

Isabel García Tejerina.

Efectivamente, la persona más rica del Congreso es un año más la Ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina; licenciada en Derecho por la Universidad de Valladolid e Ingeniera Agrónoma por la Universidad Politécnica de Madrid, y dueña de dos másters en Comunidades Europeas y Economía Agraria, este último en California (EE.UU.).

Según publica ‘El Español’, Tejerina ingresó un sueldo anual de 167.649 euros en 2016, que reunió de lo que cobra por su labor al frente del Ministerio de Agricultura en el Congreso, la nómina anual de más de 91.000 euros como titular de una planta fotovoltaica -por la que pagó 6170.000 euros- y los ingresos por el rendimiento por dividendos de Banco Santander, Telefónica e Iberdrola, Tejerina. Y pese a todos estos ingresos, asume mensualmente las cuotas de un préstamo por el que aún tiene pendiente de amortización unos 340.000 euros.

La vallisoletana es la segunda más rica entre las dos cámaras españolas, por detrás del senador gallego Fernando Carlos Rodríguez Pérez, y la diputada más acaudalada.