10 futbolistas que (injustamente) nunca ganaron el Balón de Oro

La FIFA entrega este lunes 23 de octubre el premio The Best al mejor futbolista de la temporada. Un galardón que aspira a sustituir al clásico Balón de Oro, que aún entrega L’Equipe. Sin embargo, no todos los grandes futbolistas pueden presumir de contar con el preciado título en sus vitrinas. En Código Único hacemos un somero repaso a las 10 injusticias históricas más grandes.

Por CARLOS NIETO

Inicialmente concebido para premiar a los mejores futbolistas europeos de cada año, seguro que los responsables de France Football nunca imaginaron la repercusión que tendría su galardón con el paso de los años…

Y es que el Balón de Oro es, hoy en día, el trofeo al que aspiran todos los futbolistas que empieza a despuntar. Tal es así que la FIFA trata de hacerle sombra con ‘The Best’, que a partir de este 2017 premiará los méritos de la temporada y no del año natural.

Sin embargo, hay algunos que ya no podrán alzar el Balón de Oro. Y no por falta de ganas. El tiempo nos alcanza a todos y ellos se tuvieron que retirar y, ya fuera por unas u otras causas, no han podido ganar el Balón de Oro. ¿Cuáles han sido las injusticias históricas más sonadas?


1. Xavi e Iniesta (2010)Xavi e Iniesta se quedaron (injustamente) sin ganar el Balón de Oro

La cara de Messi era un poema. El ganador del premio FIFA Balón de Oro no tenía ni siquiera un discurso preparado. Y es que todo el mundo (incluido él) esperaba que el galardón de 2010 premiara a Xavi o Iniesta, campeones del mundo con la Selección Española en el Mundial de Sudáfrica de ese año. Pero al parecer no fue suficiente mérito… El premio fue para el ’10’ de Argentina. Como consuelo nos queda que la suma de votos de Iniesta (17,39%) y Xavi (16,48%) superó a los de Messi (22,65 %).


2. Raúl (2001)Raúl se quedó (injustamente) sin ganar el Balón de Oro

Con 140 votos, Raúl González Blanco se quedó a las puertas de ganar el que hubiera sido su Balón de Oro en 2001. Michael Owen se alzó con el premio por sólo 36 votos de diferencia. Una inyustisia que en su momento hizo verter ríos de tinta en la prensa deportiva española. Bien es verdad que Owen ganó tres títulos esa temporada, pero sin duda fue el gran momento de Raúl, que bien pudo ser el segundo futbolista español en ganar el Balón de Oro tras Luis Suárez (1960).


3. Pelé (década de 1970)Pelé se quedó (injustamente) sin ganar el Balón de Oro

Edson Arantes do Nascimento, más conocido para el fútbol como Pelé, nunca pudo hacerse con el Balón de Oro debido a una de las condiciones que marcó el galardón hasta 1995: sólo podía entregarse a futbolistas europeos. Es por eso que Pelé, O Rei del fútbol en la década de los 70, nunca ganó ninguno como futbolista en activo, a pesar de los méritos que reunió para ello. Sin embargo, la FIFA le concedió en 2014 el FIFA Balón de Oro Honorífico en reconocimiento a su trayectoria.


4. Maradona (década de 1980)Maradona se quedó (injustamente) sin ganar el Balón de Oro

Similar a Pelé es el caso de Maradona. Los dos grandes del fútbol mundial dominaron en sus respectivas décadas con su juego, fútbol y goles… Pero no tanto en Balones de Oro. Maradona, a pesar de jugar en Europa (a diferencia de Pelé), tampoco reunió los requisitos para ganar el premio (¡ay si se hubiera nacionalizado!). France Football quiso enmendar su error en 1995, concediéndole al Pelusa el Balón de Oro Honorífico.


5. Ferenc Puskas (1960)

Puskas se quedó (injustamente) sin ganar el Balón de Oro

El caso de Cañoncito Pum es uno de los menos recordados en nuestro país… Debido quizás a que el futbolista que se lo arrebató fue precisamente el único español en alzarse con el Balón de Oro, allá por 1960: Luis Suárez. Y eso que los méritos de Puskas eran incontestables: campeón de la Copa de Europa en 1960 (eliminando de paso al Barça de Suárez), máximo goleador de la competición (con cuatro tantos en la final)… Sin embargo Puskas quedó segundo en la votación, perdiendo 54-37 en el cómputo de votos.


6. Thierry Henry (2003)

Henry se quedó (injustamente) sin ganar el Balón de Oro

En 2003 Thierry Henry era, sin lugar a dudas, el niño bonito del fútbol europeo y mundial. El futbolista del Arsenal asombraba al planeta… Pero se quedó sin posibilidad de ganar la Champions casi a las primeras de cambio y eso lastró sus opciones en el Balón de Oro. Aún así sus goles y su fútbol quedaron en la retina de los aficionados. Pero a pesar de todo, el elegido por France Football para el galardón fue Pavel Nedved, finalista de la Champions con la Juventus tras perder contra el Milan de Shevchenko.


7. Deco (2004)

Deco se quedó (injustamente) sin ganar el Balón de Oro

Parece mentira, pero el líder, campeón y mejor jugador del Porto campeón de la Champions League en 2004; se tuvo que conformar con el segundo puesto en el podio del Balón de Oro. El ganador fue un tal Shevchenko, al que le bastaron 14 goles y el campeonato de la Serie A italiana para hacerse con el premio… Quizás para reparar el daño cometido la temporada anterior. Sin embargo dio lugar a una inyustisia posterior que aún escuece en Portugal.


8. Buffon (2006)

Buffon se quedó (injustamente) sin ganar el Balón de Oro

Que el Balón de Oro no atienda a criterios objetivos, tiene estas cosas… Un año paupérrimo en juego como fue 2006 -con una Italia abonada al catenaccio para hacerse con el Mundial de Fútbol- provocó que los dos máximos competidores para hacerse con el premio fueran Cannavaro (defensa) y Buffon (portero). Al final, cuestión de gustos: Cannavaro se hizo con el premio a pesar de que Buffon (ahora en la recta final de su carrera) sea reconocido como uno de los mejores guardametas de todos los tiempos… Pero sin premio. Claro que, si tenemos en cuenta que solo ha habido un portero capaz de ganar el Balón de Oro, Lev Yashine; la cosa se explica.


9. Gary Lineker y Emilio Butragueño (1986)

Gary Lineker y Emilio Butragueño se quedaron (injustamente) sin ganar el Balón de Oro en 1986

Seguro que a día de hoy Gary Lineker y Emilio Butragueño se siguen preguntando “¿quién narices es Igor Belanov?”… Hasta nosotros tenemos dificultades para saberlo así que acudimos a esa fuente inagotable de información que es la Wikipedia. Belanov, jugador soviético del Dinamo de Kiev en 1986 (sí, la Unión Soviética de toda la vida) se hizo con el Balón de Oro gracias a su destacada participación en la Recopa de Europa de aquel año… Y hasta ahí podemos leer, ya que la carrera de Belanov fue un quiero y no puedo desde entonces. Lineker y Butragueño quedaron segundo y tercero respectivamente preguntándose aquello de “¿por qué?”.


10. Duncan Edwards (1958)

El malogrado Duncan Edwards se quedó sin ganar el Balón de Oro debido a su prematura muerte

Más que injusticia, fue una desgracia. Duncan Edwards era, a sus 22 años, el líder de los Busby Babes, el Manchester United de los años 50 que amenazaba el liderazgo europeo del Madrid de Di Stéfano y compañía. Sin embargo, una fatídica nevada en Múnich truncó su vida y una carrera más que prometedora. El avión en el que viajaba el United se estrelló en el aeropuerto de la capital bávara y Duncan falleció (junto con otras 22 personas) después de 15 días ingresado luchando por su vida… Basta recordar las palabras de Bobby Charlton, Balón de Oro en 1966, para definirle: “Siempre sentí que podía competir con cualquier futbolista. Menos con él. Era el talento, siempre me sentí inferior a él. Nunca conocí a alguien tan dotado técnicamente y tan fuerte”.